lunes, 4 de diciembre de 2017

EL TESORERO MASÓNICO


El Tesoro de una Logia es el conjunto de sus recursos financieros, considerados independientemente del "Tronco de la Viuda" y de las obras de solidaridad. El Tesorero es el administrador de esta suma.

Está encargado del recaudo de las cotizaciones, de la custodia del Tesoro y del pago de los gastos previamente autorizados por el Venerable. Lleva una contabilidad de la cual informa a la Logia una vez al año. En cierta medida el Tesorero pertenece al dominio de lo "profano", puesto que sus funciones, aunque son indispensables, no tienen nada de iniciático. Queda, por lo tanto, por fuera de la clasificación realizada por Wirth de las relaciones entre los oficiales y el simbolismo cósmico, así como de cualquier lugar en el pentagrama o en el hexagrama. En efecto, una Logia puede trabajar ritualmente sin Tesorero. No tiene lugar entre los siete oficiales indispensables para el funcionamiento de una Logia. No obstante, Jules Boucher lo asocia con la sefirá Geburáh, el rigor.

Su joya está conformada por dos llaves entrecruzadas.

Su lugar está a la cabeza de la columna del Septentrión, según Jules Boucher; pero con frecuencia se lo coloca a la cabeza de la columna del Mediodía, al pie del Oriente, al lado del Orador. Los rituales modernos y antiguos no son unánimes, y presentan variaciones inclusive dentro de un mismo rito en materia de ubicación del Tesorero y el Hospitalario. El rito de Salomón lo coloca en la columna del Septentrión y lo asocia con Saturno, al cual la prudencia "mantiene en los lugares sombríos", según la fórmula del ritual.

El trabajo del Tesorero es ingrato. Tiene que hacer gala de gran delicadeza, arte, firmeza y comprensión cuando hay que cobrar las cotizaciones de los morosos. Debe poseer esa preciosa inteligencia del corazón mediante la cual puede otorgar plazos en medio de la mayor discreción y, en caso necesario, alertará al hospitalario.

Puesto que también le toca realizar los gastos, su papel es difícil cuando resulta que los ingresos no son suficientes para cubrir las erogaciones. En ese caso tendrá que encontrar una solución, bien sea prestándole a la Logia de sus propios fondos, o tomando prestado de un hermano. Tiene, eso sí, que abstenerse de tomar prestado del Tronco de la Viuda. Puede ocurrir que el Tronco de la Viuda disponga de muchos recursos, en tanto que el Tesoro esté pobre; pero en ningún caso se deben confundir los recursos de esas dos cuentas y en ningún caso el Tronco de la Viuda debe apoyar directamente al Tesoro. La finalidad del Tronco es la ayuda mutua. Por consiguiente, si el Tesoro está empobrecido porque los hermanos no puedan pagar sus cotizaciones, el Tronco de la Viuda debe ayudarles para que puedan pagar; pero no debe "tapar los huecos" del Tesoro. De este modo se protege la armonía de las funciones.

Los problemas del Tesoro, al igual que los problemas del Tronco de la Viuda, reflejan los problemas de la fraternidad. Allí donde el Tesoro es un tema recurrente, así sea durante las Tenidas, el amor fraternal flaquea y, como consecuencia, también la calidad de los trabajos.

Para terminar de manera amable y con una sonrisa esta intervención sobre el aspecto económico de la vida en Logia, evoquemos una anécdota histórica:

Durante el convento de Altenberg, cerca de Jena, en 1764, se reunieron los fundadores y los animadores de la "Estricta Observancia Templaria", la Obediencia bajo cuyos auspicios trabajó Goethe. Durante los trabajos, un hermano llamado Johann Christian Schubart presentó un "plan económico" que preveía la puesta en común de los bienes de todos los hermanos. Antes de rechazarla, los hermanos aceptaron discutirla, lo cual ya fue de por sí extraordinario. Schubart fue el fundador de la Logia "La Sinceridad" en Chambéry. Joseph de Maistre fue miembro de dicha Logia en 1778.

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

MÚSICA MASÓNICA

ORACIONES PARA MASONES

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog Archive

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK