lunes, 8 de enero de 2018

KETHER - LA CORONA - 1º SEFIROT


«El Primer Sendero es llamado la Inteligencia Admirable u Oculta porque es la Luz que da el poder de comprensión del Primer Principio, que no tiene comienzo. Y es la Gloria Primaria, porque ningún ser creado puede alcanzar su esencia.»

IMAGEN MÁGICA: Un anciano rey barbudo, de perfil.

NOMBRE DE DIOS: Eheieh.

ARCÁNGEL: Metatrón.

ORDEN DE ANGELES: Chaioth he Qadesh, Santas Cria-turas Vivientes.

CHAKRA MUNDANO: Primum Mobile. Primeros Remo-linos.

VIRTUD: Consecución. Culminación de la Gran Obra.

TÍTULOS: Existencia de las Existencias. Oculto de los Ocultos. Anciano de los Ancianos. Anciano de los Días. El Punto Liso. El Punto Primordial. El Más Alto. El Rostro Vasto. La Cabeza Blanca. La Cabeza Que No es. Macroposopos.

EXPERIENCIA ESPIRITUAL: Unión con Dios.

COLOR ATZILUTICO: Brillantez.

COLOR BRIATICO: Pura brillantez blanca.

COLOR YETZIRATICO: Pura brillantez blanca.

COLOR ASSIATICO: Blanco, moteado de oro.

SÍMBOLOS: El punto. El punto dentro de un círculo. La corona. La esvástika.

1. Kether es la fuente de la Creación, el punto donde brota la vida desde las profundidades del Gran Inmanifestado. Es manifestación en el punto de volverse manifiesta, el centro cristalizado en medio del No-ser, conteniendo dentro de sí las potencialidades de todo lo que va a venir. Es la altura suprema de la Deidad, aunque no debe olvidarse que todos los Sefiroth son igualmente santos, siendo emanaciones del Dios Uno. Así Malkuth, el mundo físico, es tan divino como la esfera espiritual más elevada, Kether, la Corona de la Creación.

2. Aquellos que consideran a Malkuth santo sin referencia a los Sefiroth superiores caen en el error del panteísmo, que es una media verdad. Aquellos que consideran que Kether es más santo que la creación posterior caen en el mismo error de negar la Unión de Dios, de establecer una dicotomía entre Espíritu y Materia. Toda creación posterior a partir de la fuerza pura de Kether, es una concreción gradual, en la forma, de la fuerza divina única. La forma es fuerza encerrada en patrones de su propia construcción. La fuerza es aquello que se libera cuando se rompen los patrones o formas. Fuerza y forma, son una y la misma cosa —«Como es arriba, es abajo».

3. Este es el principio de la unidad de los opuestos, y de los procesos de vida y muerte. La fuerza actúa en un nivel como una dualidad, funcionando activamente o pasivamente. Cuando fuerzas en oposición se encuentran, se atraen y repelen mutuamente una a la otra, forman un anillo giratorio según el proceso descrito en el extracto de «La Doctrina Cósmica» en el capítulo precedente, y descienden por tanto un plano, creando una forma a través del equilibrio entrelazado de sus potencias. De manera similar, si se rompe la forma estabilizada, las fuerzas inherentes a ella se vuelven libres para moverse sobre un plano superior.

4. Para una entidad consciente que se halle en el plano inferior a donde se construye la forma, el entrelazamiento de las fuerzas superiores (dando lugar a una forma sobre el nivel inferior) aparecerá como un nacimiento. Cuando se rompe la forma y las fuerzas retornan a su nivel superior original, el proceso aparecerá como una muerte.

5. Sin embargo, para una entidad consciente que se halla sobre el plano superior, el descenso adentro de la forma de fuerzas de movimiento libre será considerado como una muerte, y la ruptura de una forma para liberar las fuerzas será un nacimiento.

6. De este modo se verá que el nacimiento y la muerte son dos caras de la misma moneda. La cascara vacía de la forma construida permanece sobre el plano inferior, para resolverse en la materia básica de ese plano, y las fuerzas retornan a su nivel superior, vibrando ahora con la experiencia de la manifestación en la forma más densa.

7. Este es el patrón básico de toda manifestación e inmanifestación, que ya hemos visto que es cíclico. Es también el proceso del alma humana, descendiendo los planos hasta la forma más densa, y muriendo posteriormente a esta forma y renaciendo a los mundos internos, y después, tras un tiempo de asimilación de la experiencia pasada en la forma más densa, viniendo de nuevo al nacimiento en ella por la muerte de su libertad de las formas menos densas de los planos superiores. Esta es la doctrina básica que había detrás de la primitiva práctica religiosa del sacrificio de sangre —destruyendo la forma se liberaba fuerza para impulsarse hacia los mundos superiores.

8. Los restos fosilizados de especies extintas son las formas de vida desechadas que ya no eran adecuadas por más tiempo para la expresión de la fuerza vital. Pero la vida ha conseguido un renacimiento en tipos de vehículo superiores. Era sólo abandonando formas más simples que la vida podría entrar a expresiones de existencia más complejas. Una conciencia que habitase una forma más simple condenada vería la declinación de su género como una tragedia. Una conciencia que habitase una forma evolutiva más avanzada, creciendo en poder a expensas de la vieja, se regocijará. De este modo se elevan y caen especies, razas y naciones. Desde el punto de vista de Kether todo es uno, pues Kether es la fuerza vital básica que se halla en la raíz de todas las formas. Así este nivel está más allá del bien y del mal tal como es concebido por conciencias limitadas en formas. En Kether está el Espíritu que sabe que es inmortal, cualesquiera sean los triunfos y vicisitudes de las expresiones de la forma.

9. De este modo puede ser considerado como la Corona de la Creación, pues la Corona en una monarquía moderna está por encima del desorden de las políticas de partidos. Esto sin duda que podría ser considerado como un aspecto de Kether en la esfera de Malkuth —y la Corona es un símbolo de Kether.

10. Los otros símbolos, el punto y el punto dentro de un círculo, indican que la manifestación de Kether es a la vez la forma más simple de manifestación, puesto que un punto es la figura geométrica más simple, y también la concreción de un centro en el Gran Orbe de lo Inmanifestado. Los títulos subsidiarios también portan esta atribución, particularmente El Punto Primordial y El Punto Liso. El último título es una de esas concepciones que no tienen sentido para la mente concreta, pues un punto, por definición, no tiene superficie para ser áspero o liso. Implica una esfera de no-magnitud, y tiene en cuenta el lado Inmanifestado de Kether que es implicado también por los títulos Oculto de los Ocultos y La Cabeza Que No Es. Así como hay un lado oscuro de la Luna que siempre es invisible al hombre sobre la Tierra, así hay un lado de Kether, que siendo de lo Inmanifestado, es incomprehensible para el resto de la creación.

11. Como dice el Texto Yetzirático, es la Gloria Primaria, porque ningún ser creado puede alcanzar su esencia. Si algún ser creado alcanzase su esencia, que, de acuerdo con la Experiencia Espiritual, es la Unión con Dios, se volvería increado por ese mismo hecho. Y sin embargo, ésta es la meta de toda evolución, como lo revela la Virtud de Kether, Consecución, Culminación de la Gran Obra. La Gran Obra, un término encontrado a menudo en escritos mágicos y alquímicos, es la gran obra de la vida misma, la muerte del espíritu de movimiento libre adentro de la forma, y su regeneración posterior.

12. «El Primer Sendero es llamado la Inteligencia Admirable u Oculta porque es la luz que da el poder de comprensión del Primer Principio, que no tiene comienzo.»

13. Este aserto principal del Texto Yetzirático confirma la Experiencia Espiritual, pues sólo la Unión con Dios puede dar el poder de comprensión del Espíritu inmortal, que es el primer principio detrás de la manifestación y, siendo inmortal, sin comienzo o final. Por ello esta Esfera es llamada la Inteligencia Admirable, pues los seres crea-dos solamente pueden adorar —o admirar— en la presencia de Dios. Y la Inteligencia Oculta significa de nuevo que el Espíritu surge desde lo Gran Inmanifestado incognoscible. El Texto se refiere también al Sefirah como «la Luz que da el poder de comprensión»; de nuevo vemos que la Luz es la primera cosa manifiesta, y en Kether la Luz da la comprensión de sí a sí misma. Se recordará, por el Génesis, que en la creación de la Luz la Oscuridad no la comprendió. Debe también tenerse presente que la Luz referida no es el tipo de disturbio etérico al que llamamos luz, sino un alto concepto metafísico del que la luz del Sol y las estrellas es sólo un símbolo y análogo inferior. La Luz, tal como la percibimos a través de nuestros sentidos físicos, podría concebirse como un aspecto denso del Kether de Malkuth, pero la Luz del Kether de Kether es Espíritu; igual que el Fuego que Prometeo robó del Cielo es un tipo de Voluntad Espiritual.

14. Siendo la Luz lo Primero Manifestado, es también obviamente la cosa más vieja de la creación, aunque estos niveles espirituales están fuera de nuestros conceptos de espacio y tiempo. Los títulos Anciano de los Ancianos y Anciano de los Días nos traen este punto. Los días referidos son obviamente Días Cósmicos de Manifestación. La Imagen Mágica, un anciano rey barbudo mostrado de perfil, es un símbolo pictórico de estos títulos, pero puede ser despistante. A partir de esta Imagen Mágica, que se ha filtrado a la concepción popular, obviamente a través de una larga contemplación de Dios por la iglesia esotérica, ha crecido la ingenua representación de Dios como un hombre viejo con barba y túnica blancas y flotantes.

15. Este es un ejemplo concreto del poder que hay detrás de estos símbolos Qabalísticos, pues el color blanco es también un color de Kether —como por ejemplo en el título de La Cabeza Blanca; el blanco contiene todos los otros colores, como Kether contiene toda manifestación posterior. Pero es también un ejemplo de cómo los símbolos pueden apartar a la gente, pues muchos profesan negar la religión en base a que sus conceptos antropomórficos son demasiado ingenuos. La verdad es, por supuesto, que el crítico es demasiado ingenuo, y, como sucede tan a menudo, proyecta sus propios fallos sobre el mundo externo, el único modo en el que la mayoría de nosotros podemos afrontar nuestras propias insuficiencias, maldiciendolas en otros.

16. Sin embargo, mientras que Dios es un ser real, y no una mera abstracción metafísica, obviamente no es un hombre viejo ni en túnica blanca. En la Imagen Mágica, es concebido de perfil, pues el otro lado de Kether es inmanifestado, y es considerado viejo porque Kether es lo primero manifestado. Pero uno debería recoger un girón de sabiduría a partir del mito de Titón, que obtuvo de los dioses el don de la inmortalidad pero se olvidó de pedir la juventud eterna. Consecuentemente, se volvió cada vez más senil y decrépito, hasta que su vida fue una carga para él. Como un acto de misericordia, fue convertido en una cigarra —lo que es aún presumiblemente en este día. Esta fue sin duda una lección para él, pero la lección para nosotros es no pensar en los grandes seres divinos como sujetos a las leyes físicas del tiempo, la biología y la química, y por tanto viejos y decrépitos; ellos también tienen «juventud eterna».

17. El Nombre de Dios en Kether es Eheieh, que ha sido comparado al flujo hacia dentro y hacia fuera del aliento, simbolizando así a Kether como la raíz de la que todo fluye y a la que todo retorna. El Aliento Divino es un símbolo ampliamente usado entre los místicos orientales, y mucha de la enseñanza que hay detrás del Hatha Yoga está basada sobre él.

18. Las letras hebreas que componen el Nombre son Alef, Heh, Yod, Heh. En el simbolismo del alfabeto hebreo la letra Alef denota los comienzos de las cosas, y Heh la recepción o estabilización a un nivel de forma. Yod representa el principio fertilizante. Por lo tanto, el Nombre mismo implica la emisión inicial de una fuerza que se estabiliza después, y una emanación fructificante posterior que resulta en una estabilización final. Esto puede ser considerado como una manifestación creciente en estados ligeramente más densos o, quizá mejor, como manifestación y luego vuelta a la estabilidad en Lo Inmanifestado. Yod y Heh pueden representar también los aspectos positi vo y negativo de la fuerza, y podrían por tanto igualarse con Chokmah y Binah. Así, se podría considerar que el Nombre representa el brotar de la vida (Alef), que resulta en la estabilización (Heh) de los principios de manifestación, positivo (Yod) y negativo (Heh). Hay sin duda posibles interpretaciones posteriores.

19. Eheieh ha sido traducido diversamente como YO SOY, o YO SOY EL QUE SOY, o YO LLEGO A SER, todos los cuales se corresponden con el título asignado a Kether, Existencia de Existencias.

20. El color asignado al Atziluth de Kether es Brillantez, que trasciende todos los colores, como Kether trasciende toda la creación.

21. El Arcángel del Sefirah es Metatron, que preside sobre todo el Arbol de la Vida así como sobre Kether. Tradicionalmente, fue Metatron quien dio la Qábalah al hombre. Esto puede tomarse como significando que desde su elevado mundo celestial envió una carta-idea de la evolución, que fue impresa en los niveles superiores del hombre de modo que pudiera ser traída posteriormente hasta la mente consciente por las técnicas de meditación.

22. No fue lo que podría ser llamada justamente «telepatía», pues se hallaba por encima de los dominios de la mente concreta. Un ser tan elevado como Metatron no trataría directamente con conceptos mentales o formas pictóricas sino que haría contacto directo con el espíritu del hombre. Sobre los abstractos niveles espirituales en los que un ser así opera, las ideas mentales aparecerían tan sólidas y concretas como un montón de rocas para nosotros, y cuando deseamos comunicarnos uno a otro buscamos métodos más sencillos que esculpir mensajes en una piedra.

23. Esto no significa que sea imposible hacer contacto con alguien tal como Metatron; uno nunca debería permitir que su práctica se limitase por la teoría en estas materias. Puede ser concebido en el color Briático de Kether, un vasto pilar poderosamente radiante de pura brillantez blanca.

24. La Orden de Angeles asignada a Kether es Las Santas Criaturas Vivientes. Estas están clasificadas en cuatro tipos, de acuerdo con el sistema Bíblico que las describe como teniendo las formas de un Toro, un León, un Águila y un Hombre. Los Angeles están relacionados con el Mundo Formativo de un Sefirah, y esto es el indicio de mucho, pues lo que se forma en Kether será reflejado a lo largo de toda la manifestación. Esta es la base detrás de los muy calumniados Cuatro Elementos de los antiguos, para los que la escuela jungiana de psicología analítica está haciendo mucho por restaurar su respetabilidad.

25. Hablando esotéricamente, Dios se manifiesta en Cuatro Aspectos, en oposición a los Tres Aspectos o Personas de la iglesia exotérica. Estos Cuatro Aspectos son el Padre, el Hijo, el Espíritu Santo y el Destructor o Desintegrador. El Aspecto del Padre es el Aspecto de Poder o Voluntad Espiritual. El Aspecto del Hijo es el Amor, esto es, completo entendimiento de las necesidades de todos, no sentimentalismo dulce. El Aspecto del Espíritu Santo es la Sabiduría, Inteligencia Activa o Iluminación. El Cuarto Aspecto es el Extractor de la Vida a partir de la muerte de la forma, y finalmente de toda la vida manifiesta hasta lo Inmanifestado.

26. Todas las palabras usadas para describir los Cuatro Aspectos en el párrafo superior son inadecuadas. Los poderes de Dios están más allá del alcance de las palabras de modo que, en vez de ser limitado por ellas, uno debería tratar de llegar, por meditación, más allá de ellas, hasta la verdad que tan pobremente representan.

27. Los símbolos de las Santas Criaturas Vivientes serán reconocidos por los estudiantes astrológicos por corresponderse con los signos zodiacales de Taurus, Leo, Scorpio y Aquarius. Estos son los Signos Fijos de los Cuatro Elementos de Tierra, Fuego, Agua, y Aire, respectivamente, pues en Kether están las raíces de los poderes Elementales, que son representadas por los Ases del tarot de Monedas, Varas, Copas y Espadas, que eran el diseño original de los Diamantes, Bastos, Corazones y Sables de las cartas de juego modernas.

28. Los antiguos dijeron que todas las cosas estaban hechas básicamente de los Cuatro Elementos, y esto es literalmente cierto, pues los Elementos son modos de acción y no sólo los cuatro elementos físicos, aunque éstos sean reflejos de los principios arquetípicos implicados.

29. Las correspondencias entrelazantes de los Elementos son numerosas, y sería de poco valor examinarlas en detalle antes de haber llevado a cabo un examen completo del Arbol. Los estudiantes familiarizados con la psicología jungiana pueden conseguir algún concepto de su aplicación considerando las cuatro funciones psicológicas jungianas de intuición, sentimiento, intelecto, y sensación, que se corresponden con Aire, Agua, y Tierra, y que en los Sefiroth inferiores del Arbol pueden igualarse a Tifareth, Netzach, Hod y Malkuth.

30. Para contactar los poderes angélicos de Kether, sin embargo, no es realmente necesario ir a un largo análisis de correspondencias. Quizá la mejor imagen a construir es la Esvástika, que es un emblema de la Cruz de Brazos Iguales de los Elementos, en movimiento circular. Se puede pintar una Esvástika de pura brillantez blanca, con una imagen de una de las Santas Criaturas Vivientes en cada brazo, y visualizar entonces la esvástica girando rápidamente sobre un eje brillante contra un fondo de blanco moteado de oro.

31. Este movimiento giratorio traerá a la mente el Chakra Mundano de Kether, el Primun Mobile, o Primeros Remolinos. Esta atribución significa que puede lograrse una idea de Kether saliendo afuera y contemplando una nebulosa en remolino en el cielo nocturno, pues será un análogo astronómico de la creación cosmológica. Este símbolo puede servir también para mostrar que los ancianos no eran todos tan zopencos, astronómicamente hablando, como nosotros quisiéramos hacerles.

32. El título asignado a Kether de Macroposopos, o el Rostro Vasto, es puramente Qabalístico, relacionándose con uno de los modos de dividir el Arbol. Estos esquemas del Arbol serán tratados en un capítulo posterior, pero el título de El Rostro Vasto puede ser usado como una imagen, sin referencia a la teoría metafísica. Imaginad una gran cabeza elevándose desde las profundidades de un mar calmo y tranquilo hasta que cubre completamente el espacio que se halla por encima del horizonte. Ved entonces la imagen de este vasto rostro reflejada en las aguas.

33. Alternativamente, uno puede identificarse a sí mismo con el vasto rostro elevándose, percibiendo la reflexión de uno mismo sobre la superficie de la gran profundidad de donde uno se ha elevado. O, identificarse uno mismo con el reflejo. La mayoría de los símbolos pueden usarse en este modo subjetivo, cualquiera que sea su forma, pero usados de este modo sus efectos pueden ser mucho más potentes que el método usual de visualizarlos objetivamente. El proceso debería ser usado con discreción.

34. En la mitología, Kether puede ser alineado con todos los creadores primarios que surgen del abismo de agua o espacio, autocreados, y creando a todos los otros dioses, hombres, y cosas vivientes. Puede haber una cierta cantidad de solapamiento, pues cuando un creador primario es macho podría tener también motivos para ser alineado con Chokmah, y si es hembra con Binah. El estado de Kether es realmente andrógino, y ya hemos examinado esta naturaleza dual en el concepto cosmológico de Hesíodo, donde tanto Gaea como Eros pueden ser consideradas figuras de Kether. Cronos también podría ser considerado como una figura de Kether, pues devoraba a sus hijos como Kether absorbe finalmente todo lo que ha sido creado a través suyo.

35. Cronos es sin embargo de la segunda dinastía divina de los Griegos, y aunque la atribución de arriba es válida para cualquiera que se preocupe de hacerla, Cronos tiene referencia a un estado de manifestación mucho más tardío. Era uno de los Titanes, que pueden ser considerados memorias humanas de una raza prehumana. Ellos tomaron parte en la versión Griega de La Guerra en los Cielos que aparece en tantas mitologías, incluyendo la Biblia. Cronos a su vez fue derribado por Zeus, que, con los otros Olímpicos, era la principal manifestación de Dios para los Griegos.

36. En la cosmogonía Orfica, Cronos es un concepto enteramente diferente, siendo llamado el Primer Principio, —Tiempo, de donde vino Caos, el infinito, y Éter, lo finito. Caos fue rodeado por Noche, y en la oscuridad se formó un huevo del que Noche formó la cascara. El centro del huevo fue Fanes —Luz, el creador, en conjunción con Noche, del cielo y de la tierra, y también de Zeus.

37. Esta fantasía de la creación puede considerarse como un resumen de la concreción de Kether. Las distinciones de Tiempo, Infinito y Finito, Luz y Oscuridad, son abstracciones filosóficas que demuestran que esta concepción es una estructura metafísica más que un mito primitivo genuino. Estas escrituras fueron atribuidas a Orfeo, cuyas enseñanzas originales fueron probablemente de origen oriental, aunque fue Dionisio el que llegó a ser el dios supremo del Orfismo.

38. En los panteones egipcios, Thoth, Ra, Ptah, y Osiris, entre otros, fueron todos acreditados por sus seguidores con la creación del Universo. Pero el sistema Heliopolitano parece corresponderse mejor con el concepto Qabalístico en Atum-Ra, que vivía dentro de Nu antes de que fuera cosa alguna, y cuyo nombre Atum deriva de una raíz que significa tanto «no ser» como «estar completo», lo que se corresponde bien con los aspectos duales de Kether, manifiesto e inmanifiesto, alfa y omega, comienzo y final.


 

0 comentarios:

Publicar un comentario

ÉTICA Y CÓDIGO MORAL MASÓNICO

DICCIONARIO DE CONCEPTOS MASÓNICOS

MÚSICA MASÓNICA

ORACIONES PARA MASONES

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog Archive

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK