sábado, 10 de febrero de 2018

DAATH-CONOCIMIENTO-SEPHIROT INVISIBLE


IMAGEN MÁGICA: Una cabeza con dos caras, mirando a ambos lados.

NOMBRE DE DIOS: Una conjunción de Jehovah y Jehovah Elohim.

ARCÁNGEL: Los Arcángeles de los Puntos Cardinales.

ORDEN DE ANGELES: Serpientes.

CHAKRA MUNDANO: Sothis o Sirius, la Estrella Perro.

VIRTUDES: Desapego. Perfección de la Justicia, y la aplicación de las Virtudes no corrompida por consideraciones de la Personalidad. Confianza en el futuro.

TÍTULOS: El Sefirah Invisible. La Mente Cósmica Escondida o No Revelada. El Sefirah Místico. La Habitación Superior.

EXPERIENCIA ESPIRITUAL: Visión a través del Abismo.

COLOR ATZILUTICO: Lila.

COLOR BRIATICO: Gris plateado.

COLOR YETZIRATICO: Violeta puro.

COLOR ASSIATICO: Gris, moteado de oro.

VICIOS: Duda del futuro. Apatía. Inercia. Cobardía (miedo del futuro). Orgullo (conducente al aislamiento y a la desintegración).

SÍMBOLOS: La Celda del Condenado. El Prisma. El Cuarto Vacío. La Montaña Sagrada de cualquier raza. Un grano de cereal. La ausencia completa de símbolo.

1. Daath, considerado como Sefirah, es una concepción relativamente moderna. Es mencionado en los primeros escritos Cabalísticos, pero se le considera como la conjunción de los Principios Masculino y Femenino de Dios, Chokmah y Binah. Realmente, los textos antiguos establecen de la manera más explícita que hay diez Santos Sefiroth, no nueve y no once, sino diez. Sin embargo, la investigación moderna ha conducido a la suficiente evidencia como para justificar que se le considere un Sefirah por derecho propio, aunque más bien de un modo especial. Es denominado por tanto el Sefirah Invisible, y Crowley sugirió que podría ser considerado mejor como en otra dimensión respecto a los demás Sefiroth. En el Arbol se podría decir que está «a horcajadas» del Abismo, siendo el Abismo el golfo (un análogo superior del Golfo bajo Tifareth) que divide a la realidad nonumenal de la fenomenal.

2. Daath es la esfera donde toma forma la fuerza pura. Binah representa la idea arquetípica de la forma, y el cuarto Sefirah, Chesed, es un Sefirah de formas; Daath representa el estado en el que las verdaderas formas son precipitadas a partir de la interacción de fuerzas supernas. Daath podría ser concebido por tanto como un análogo inferior de Kether, pero un estado donde se manifiesta primero la forma y no la fuerza. Las formas aquí implicadas están todavía, por supuesto, en una condición muy abstracta, siendo más de la naturaleza de nodos de energía. Las verdaderas imágenes y contornos, tal como los entendemos generalmente, no acontecen hasta el Sefirah Hod.

3. Daath es por tanto la unidad más elevada en el mundo de las formas. Se puede decir que en Daath tiene lugar la Meditación Logoidal. pues a partir de Daath son traídas hacia abajo a través del Abismo las fuerzas supernas, para manifestarse en forma como conocimiento abstracto». Así que el Conocimiento a que se refiere el título. como sucede con los títulos de los Sefiroth Supernos, significa mucho más que la mera mentación humana ordinaria, siendo el conocimiento abstracto casi un sinónimo de la fe Pero la fe emana en última instancia de Binah. y podría muy bien ser llamada conocimiento inmanifiesto. En Daath está la transición del Plan Logoidal desde un estado de inmanifestación a un estado de abstracción por lo que respecta a la mentación humana.

4. Daath es el punto de percepción más elevado del alma humana considerada como alma (o en otras terminologías Yo Superior, Yo Evolutivo, etc.) pues la percepción de los niveles supernos sólo le es posible al Espíritu o Chispa Divina misma. Es la puerta de entrada a lo que en el Este se llama Nirvana, y representa por tanto el punto en el que un alma ha alcanzado la estatura completa de su desarrollo evolutivo, ha conseguido perfecto libre albedrío, y puede hacer la elección entre pasar a una evolución posterior en otras esferas, o permanecer asistiendo en la Jerarquía planetaria. «Los Rayos y las Iniciaciones», recibido a través de la mediumnidad de Alice A. Bailey, da un relato fascinante de las elecciones de Sendero abiertas a un alma en este punto. Será obvio que los grados esotéricos asignados a los Sefiroth Supernos son grados de Maestría, y por tanto grados de los planos internos.

5. Antes del grado de Daath, la experiencia de un alma se dedica a producir una fusión de sí misma con el Espíritu, a «llegar a ser». Después de que los poderes de Daath son completamente operativos en un alma, no hay un proceso posterior de «llegar a ser», pues ese alma «es».

6. Daath es por tanto denominado correctamente el Sefirah Místico, pues trae consigo el entendimiento correcto de esa palabra de la que tanto se ha abusado: «misticismo». Misticismo no es un estado confundido de «espiritualidad» sin propósito o mal dirigida, es una clara realización de las varias potencias de la vida y su unidad con Dios y con el alma. En este Sefirah, el equilibrio, la realización y la absorción de estas potencias se encuentran juntos a la luz de la mente abstracta.

7. En el lenguaje cristiano, Daath es la esfera de la Habitación Superior en el descenso de las Llamas Pentecostales. En tiempos pre-cristianos, era la esfera del Fuego Creativo en el dominio de la Mente. Por ejemplo, en el Druidismo estaba conectada con Beltaine, aunque Beltaine era también el festival del fuego creativo terrestre.

8. El símbolo de la cima, oculta por una nube, de la Montaña Sagrada de cualquier raza, es apropiado a Daath, pues fue la conciencia de Daath la que Moisés contactó cuando recibió las Tablas de la Ley desde lo alto del Sinaí, la Montaña Lunar. Esta conciencia podría mostrarse bajo el símbolo de un grano de cereal, el sentido de estar en todo, conteniendo, en esencia, el pan sacramental.

9. Daath, pues, es la esfera de la Realización en su significado más supremo, entendimiento unido con conocimiento y estas dos palabras están escogidas con cuidado. La mente humana, en este nivel sumamente abstracto, alcanza una percepción completa de Todo, y en esta percepción completa es absorbida por la Mente Eterna y hecha una con ella, de modo que Daath, como Sefirah, representa la Sabiduría suprema y el Poder de Realización supremo. Y la Realización a su altura más grande es Iluminación, y todas las revelaciones supernas de tiempos antiguos que han llegado a grandes líderes espirituales han sido adquiridas a través del contacto con la conciencia atribuida a Daath.

10. Hay otro aspecto de Daath, en razón de la gran Sabiduría y Realización que guarda, y es la Justicia. De nuevo, ésta es una cosa mucho mayor que la justicia humana ordinaria, o quizá uno debería decir «los intentos de justicia». La Justicia de Daath es el equilibrio absoluto inherente al Cosmos que tiene en cuenta todos los factores dentro de sí, desde el átomo más simple hasta los soles más remotos y grandes. Esta Justicia es exacta, pues por su misma naturaleza, como Ajustadora y Equilibradora absoluta, no puede virar hacia izquierda o derecha, sino que debe ser perfecta.

11. Conviene tener presente que el alma humana, no siendo perfecta en modo alguno, sería severamente quebrantada si se trajese a un contacto prematuro con el lado activo de esta Justicia. Es la clase de Justicia que no muestra misericordia a transgresión alguna de la Ley Cósmica. Esto puede sonar duro, pero uno no debería esperar misericordia por quemarse si pone su mano en el fuego, uno ha de aceptar las leyes del mundo físico, y, similarmente, no puede contravenir la Ley Cósmica y salir ileso. Este es el principio que se halla detrás del karma. Se ha dicho que uno podría expiar su karma en una hora, pero esto es altamente improbable que se consiga, pues la agonía del espíritu sería tan intensa como para hacer añicos la personalidad.

12. Por razón de este aspecto, el poder de Daath tiende a trastornar condiciones anteriores en el cuerpo o la mente. Es realmente una fuerza equilibrante, pero esto es a largo plazo, y sus resultados temporales serán trastornantes. No sólo serán conmovidos severamente los vehículos internos, sino que los niveles inferiores pueden llegar a estar completamente fuera de control. Esto puede deducirse a partir de las Virtudes y Vicios atribuidos al Sefirah. El efecto de la fuerza de Desapego sobre la personalidad, tenderá a separar a la persona de los standards de la vida social que se construyen alrededor suyo en su vida presente, y las consecuencias de que sean estimulados estos niveles superiores no tendrán en cuenta para nada ningún tipo de consideraciones del bienestar de la personalidad. Los niveles superiores de su ser le conducirán a situaciones que no tienen consideración alguna por el confort futuro de los vehículos inferiores.

13. Los poderes de Daath en función equilibrada, por supuesto, dan el tipo de persona con una misión o sentido de destino que tendrá el suficiente desapego para abrirse su camino a través de cualquier obstrucción a sus objetivos, sin importar el coste, y que no se preocupa en absoluto por el peligro que el futuro pueda tenerle preparado, tal es su fe en sus poderes y la aceptación de su destino. El primer ejemplar de esto es Nuestro Señor, así como los Apóstoles, y por supuesto hay muchos otros, en las áreas de la ciencia, el arte, la medicina, el bienestar social, la reforma política, el evangelismo, y demás. No es una actitud de fanatismo, aunque la condición pueda conducir a esto. El fanatismo es en su raíz un orgullo intenso, que conducirá finalmente al aislamiento del contacto humano y a la autodestrucción última. El fanático es siempre inhumano. Nuestro Señor, a pesar de sus muchos dichos duros y su curso indesviable hacia su destino, no podría nunca ser llamado justamente inhumano. El fanático es realmente una caricatura blasfema de la vida ejemplar, pues empuja a las virtudes tan lejos que se convierten en vicios, y al final se destruye a sí mismo, como Nuestro Señor se destruyó a sí mismo. Pero hay una gran diferencia entre la vida y la muerte de un Jesús, o un Sócrates, o un Thomas More, y la vida y muerte de un Hitler o cualquier otro fanático, religioso, político, científico, o lo que prefieras. Por supuesto que muchos caen entre las dos categorías, pero el fanático real es uno que es tan orgulloso y está tan autocentrado en la supuesta rectitud de sus convicciones personales, que carece de compasión.

14. El mal siempre paga al bien el cumplido de disfrazarse como él, pero su indicador diagnóstico infalible es la falta de compasión, o, esos otros términos tan mal comprendidos: caridad, humanidad, o el Amor de Dios.

15. A partir de todo esto será obvio que las meditaciones en Daath, salvo que hayan sido decididas muy cuidadosamente de antemano, y dirigidas, no son muy seguras, particularmente si inciden sobre el aspecto de Justicia Cósmica del Sefirah. Los colores del Sefirah, lila, gris plateado violeta puro, y gris moteado de amarillo, son suficientes para trabajar con ellos, particularmente en la mitología de Isis, pero si uno se encontrase con rojos y verdes extraños, un marrón y un blanco jaspeado, o un azul eléctrico, se debería cesar de trabajar inmediatamente, pues éstos se relacionan con el aspecto Justicia, y tienen una extraña frecuencia de vibración que puede hacer mucho daño a los vehículos internos. Hay también un lado oscuro de Daath relacionado con lo que podría llamarse la mente subconsciente de Dios, y esto podría tener extraños resultados sobre el alma. Los contactos con el subconsciente personal pueden ser suficientemente perturbadores, así que puede muy bien imaginarse cuánto más explosivos serían los contactos con el Subconsciente Universal, continente de toda la historia pasada y de las tensiones internas del Logos.

16. El modo más seguro de trabajar con Daath es a través de la mitología de Isis, pues ésta tiene que ver generalmente con el lado brillante y positivo de Daath en el que se guarda la Planificación Superna de todo el Universo, y las relucientes metas del futuro. Isis es una diosa muy antigua, mucho más antigua que los panteones Egipcios. Esto está indicado en el mito en el que Isis, por el poder de su magia, indujo a Ra, el Padre de los Dioses, a impartirla su nombre secreto, por lo que obtuvo poder sobre él. Se decía que tenía su hogar en la estrella Sept, que es la estrella que nosotros llamamos ahora Sirius o Sothis, la Estrella Perro. Y los estudiantes de esoterismo avanzado sabrán que Sirius es la esfera de los Grandes Maestros, y el Sol detrás de nuestro Sol.

17. Aunque todos los mitos que conciernen a Isis pueden correlacionarse con muchas partes del Arbol, es a través del Sefirah Daath dentro de estos Sefiroth que funciona la fuerza Isíaca. Esta es realmente la clave para entender el poder y los métodos de la fórmula de Isis, aunque hay otros aspectos de ella. 

18. Isis podría ser llamada, en cierto modo, el Éter del Espíritu, y puede correlacionarse con la Sacerdotisa de la Estrella de Plata, que es el título completo del Triunfo del Tarot que se asigna al Sendero que conduce hacia arriba a lo largo del Abismo a través de Daath, desde Tifareth hasta Kether. Hay también una conexión con el jeroglífico del Caduceo, una vara alada con dos serpientes enroscadas, que tiene una piña en su remate y el signo de Scorpio, el escorpión, en su base. Alineado con el Arbol de la Vida, la piña cubre a Kether, las alas abarcan a Chokmah y Binah, y las cabezas de las serpientes se unen en Daath. El simbolismo de serpiente de esta figura denota la manifestación de fuerza a cualquier nivel. Este simbolismo de la serpiente se explica bien en los mitos de Isis si se medita sobre ellos, y conviene recordar los siete escorpiones atribuidos a Isis a la luz de los siete planos de manifestación, y el símbolo en la base del Caduceo.

19. La mitología completa de Isis pasa a través de varios ciclos, por ejemplo, después de sus viajes para encontrar el cuerpo de Osiris, tuvo que ir a otro viaje para esconder a su hijo, y después a otro viaje para encontrar los fragmentos esparcidos de Osiris, y así sucesivamente. En términos psicológicos, estos varios ciclos dan contacto con los arquetipos a diferentes niveles. Y por tanto, si se ensaya un curso de meditación sobre ellos a fin de elucidar su significado interno, el sendero de transmutación y sublimación de la psique hacia la conciencia de Daath puede ser recorrido con el mínimo de peligro, pues esta línea de meditación particular construirá formas dentro de la psique que contendrán las fuerzas contactadas, bien sea en las profundidades de los instintos o en las alturas de la supraconsciencia.

20. Fue por razón de este claro discurrir de poder, posible con esta fórmula, que Isis apareció a menudo alada en el arte sacerdotal Egipcio. Aunque el simbolismo profundo de esas alas pudo no ser apreciado por el populacho de aquellos días, su influencia y significado pudo «sentirse» y todavía se siente. Tienen relación con las alas del Caduceo.

21. Merece particularmente la pena meditar sobre la fórmula de Isis, porque es relativamente completa, y da el lado femenino de los símbolos masculinos, más usuales, de desarrollo esotérico, puede usarse como complemento de las enseñanzas de Osiris y Cristo relacionadas con el Sefirah Tifareth. Hay simbolismo en la fórmula de otras diosas, particularmente Griegas y Asirías, y en María, la Madre de Jesús, donde diferentes aspectos están más desarrollados, pero la enseñanza de Isis, aparte de su gran sabiduría, poder e inspiración, es una de las más estabilizadoras, y ésa es una contribución muy necesaria hacia el desarrollo interno, particularmente por lo que concierne a Daath.

22. No habrá dificultad en descifrar las enseñanzas populares de Isis a la luz de los estados ordinarios de conciencia, pero estos estados han de ser trabajados una y otra vez sobre un arco superior, y lo que pueden parecer las más obvias parábolas sobre Isis se encontrará que son almacenes de profundo conocimiento esotérico.
 
23. Los mitos de Isis contienen referencias a diferentes grados de iniciación, a principios de polaridad sexual, al contacto con el Yo Superior, al contacto con el Espíritu, e incluso al Espíritu de Dios Mismo. Isis era capaz de realizar milagros, de curar, de volver los muertos a la vida. Ella era una gran viajera y también diosa de la mar. Uno de sus dones era impartir un suave perfume a aquellos que tocaba. Esto tiene una profunda referencia al Sefirah Daath, que es un análogo de Yesod (una de cuyas atribuciones es perfumes e incienso), a un nivel superior. Se refiere al «perfume» del Espíritu del hombre, y aunque esto pueda parecer al principio un concepto extraño, indica la capacidad de impartir a otros, incluso a través de los sentidos, la maravilla y la belleza, la gloria y el gozo y el poder del Espíritu inmortal.

24. La forma de Isis puede construirse en los colores de Daath, o alternativamente en azul, pues la fuerza tiene mucho que ver con el «Rayo Azul» de la mente superior. Para propósitos generales, lo mejor es visualizar un inmenso pilar de escultura Egipcia, y dentro de él las líneas claramente marcadas de la diosa sentada sobre su trono con vastas alas que circundarían el Universo; sobre su cabeza, el disco Solar de Sirius. La columna debería elevarse hasta los límites últimos del Universo, y penetrar igualmente hasta las profundidades últimas. Se debería sentir particularmente un aura de vasta fuerza.

25. De los otros panteones paganos, Jano da la mejor Imagen Mágica para el Séfirah, como el dios que mira a ambos lados; hacia abajo, a la manifestación, viendo todo lo que ocurre ahí dentro, y también hacia los Supernos, dando por tanto la Experiencia Espiritual de la Visión a través del Abismo.

26. Balder el Hermoso, y Horus, tienen igualmente aspectos que conciernen a Daath, el Espíritu puro que desciende a la manifestación; y Heimdall, que guarda el puente de arco iris que conduce desde el mundo del hombre hasta el mundo de los dioses, tiene también relevancia.

27. Los aspectos de Daath potencialmente peligrosos para la personalidad humana ordinaria están bien ilustrados en los héroes cuyas aventuras son obviamente experiencias de Daath, éstos son Prometeo, Galahad y Perseo, por nombrar sólo a tres.

28. Prometeo robó el Fuego Divino del Cielo ayudado por la diosa de la Sabiduría, Palas Atenea. Esto puede considerarse como un aspecto del Libre Albedrío por el que el hombre primitivo dio una paso adelante en la evolución física desde el nivel animal cercano. De acuerdo con Zeus, o los poderes reinantes en aquel tiempo, éste fue un acto prematuro, y Prometeo fue encadenado a una montaña en el Cáucaso, atormentado por un águila que devoraba su hígado. El águila, por supuesto, era un símbolo de Zeus, pero es también otra forma de Scorpio, el escorpión, que está asociado con la fuerza divina que baja a manifestarse en un plano de forma, tanto en el Caduceo como en el simbolismo Isíaco.

29. El lado femenino de Prometeo es lo, que, violada por Zeus, se convirtió en una vaca blanca, y vagó a lo largo de muchas tierras atormentada por un tábano enviado por Hera, la principal divinidad femenina. Finalmente, lo fue restaurada a la forma humana en Egipto, donde tuvo un hijo y fue adorada como precursora de Isis.

30. Galahad fue el caballero perfecto del ciclo Arturiano, y el vencedor del Grial, y ha sido hiperespiritualizado por comentadores cristianos posteriores, del mismo modo que el Señor Jesús ha sido hecho «manso y dócil». El era sin embargo el más grande caballero de todos, dominando a todos los que llegaban, y completamente unidireccional en su dedicación, tanto que cuando hubo completado su Búsqueda, su deseo, que le fue concedido, fue el de morir.

31. Perseo fue el héroe que capturó la cabeza de Medusa, que cambiaba en piedra, a todos los que la veían, y es un buen símbolo del lado oscuro de Daath. El fue ayudado por Hermes (que también echó una mano para rescatar a lo de Hera), y también por Palas Atenea, la ayudanta e instigadora de Prometeo. Palas Atenea, por tanto, tiene también su lugar en consideraciones de Daath aunque, como Isis Urania, también se alinee con Chokmah. Su relevancia para con Daath y aquellos que aspiran a sus poderes está bien resumida en el pasaje sobre ella de «Los Héroes» de Kingsley: «Yo soy Palas Atenea; y conozco los pensamientos de los corazones de todos los hombres, y discierno su humanidad o su bajeza. Y me aparto de las almas de arcilla, y son bendecidas, pero no por mí. Ellas se nutren a placer, como ovejas en los pastos, y comen lo que no sembraron, como bueyes en el establo; pero, como la calabaza, no dan sombra al viajero, y cuando están maduras la muerte las recoge, y descienden inanimadas al infierno, y su nombre se extingue de la tierra.» «Pero a las almas de fuego las doy más fuego, y a los que son humanos les doy un poder mayor que el del hombre. Estos son los héroes, los hijos de los Inmortales, que son benditos, pero no como las almas de arcilla. Pues yo les conduzco por extraños senderos, Perseo, de modo que puedan combatir a los Titanes y a los monstruos, los enemigos de Dioses y hombres. A través de la duda y la necesidad, el peligro y la batalla, yo les conduzco; y algunos de ellos son muertos en la flor de la juventud, ningún hombre sabe ni cuándo ni cómo; y algunos de ellos consiguen nombres nobles, y una bella y lozana ancianidad; pero cuál será su último final no lo sé yo, y nadie, salvo Zeus, el padre de Dioses y hombres.»

32. Puesto que Daath no era considerado como un Sefirah por los Qabalistas originales la esfera no tiene Nombre de Dios, Arcángel u Orden de Angeles asignados tradicionalmente a ella. Sin embargo, el Nombre de Dios puede ser considerado como una síntesis de los Nombres de Dios de Chokmah y Binah. También, puesto que es un reflejo de Kether, se podría decir que representa a todos los tres Sefiroth Supernos en la fuente de los mundos de la forma.

33. El Arcángel puede ser tomado como una combinación de los Arcángeles de Los Cuatro Puntos Cardinales, Rafael, Miguel, Gabriel, y Uriel, los Arcángeles del Este, el Sur, el Oeste, y el Norte, respectivamente. Gabriel y Uriel tiene referencia particular al Sefirah en sus lados más profundos y menos obvios.

34. Los Angeles del Sefirah son una clase de Serafim, sólo que no flameantes como los Serafim de Geburah. A la vista clarividente tienen la apariencia de serpientes gris plateadas con lenguas doradas en punta, y un tipo de fuerza que emana de ellos que sólo puede ser descrita como «Conocimiento Incandescente».

35. Todos los intentos de dar una descripción de los estados de conciencia de Daath pueden en el mejor de los casos ser sólo metafóricos, pues realmente es el estado de percepción vacío de todo símbolo. Es por esto que la gran fórmula que expresa la naturaleza de Daath es «La Habitación Vacía». Este es el símbolo más próximo a implicar la ausencia de símbolo, y por tanto el contacto con la Realidad. Es una percepción de «Desnudamiento completo de Dios» en aquello que no es ni fuerza ni forma, sino que contiene a ambos. Es una «condición» más allá de todas las otras condiciones, un Estado Supremo, y este estado es aproximado cuando se entra a la fase de la mente abstracta. La aproximación a este estado, que puede ser analizado en varias etapas, es a lo largo de un Sendero «secreto» del Arbol de la Vida, desde Chesed hacia Daath. Es un proceso iniciatorio para el Adeptus Exemptus (uno que ha aprendido todo lo que la Tierra tiene que enseñar) y el modo puede ser terrible, siendo la bien conocida Noche Oscura del Alma del místico, pero en un arco superior al que se experimenta usualmente.




0 comentarios:

Publicar un comentario

ÉTICA Y CÓDIGO MORAL MASÓNICO

DICCIONARIO DE CONCEPTOS MASÓNICOS

MÚSICA MASÓNICA

ORACIONES PARA MASONES

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog Archive

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK