domingo, 15 de abril de 2018

LA ESTRELLA FLÁMIGERA Y LA LETRA G


Queridos hermanos:
 
En vuestra iniciación al grado de compañero se os ha concedido, por primera vez, el poder considerar y distinguir la estrella flamígera, lo cual indica un gran progreso en vuestra edad y en vuestra educación masónica; puesto que no es sino después de haber estudiado y observado mucho, cuándo el hombre supo tomar por guía, tanto en sus viajes como en sus trabajos de agricultura, a las principales estrellas del cielo, pudiendo regularizar por ellas sus pasos, sin temor de extraviarse, y preparar la tierra para las semillas y plantaciones con toda seguridad; y al resultado de esas observaciones es a quien se debe la confección del Zodíaco, cuyos signos se comunican en todos los países con los fenómenos de la naturaleza, con la agricultura y el clima.
 
De esos estudios resultó muy pronto para el vulgo una admiración, exagerada por los astros, que fueron su objeto; y varios pueblos de la antigüedad tomaron a las estrellas por gran veneración y las adoraron.
 


Los Idumeos, los pueblos de la Arabia Pétrea y de los desiertos de Siria, llevan en los platos sagrados la representación de una estrella, como el ídolo precioso de su culto. Y una estrella también guió a los Magos de Oriente cerca del Verbo Divino, emblema de la verdad.
 
La estrella de cinco puntas, que fue presentada por los discípulos de Pitágoras a los nuevos iniciados, era, según ellos, un signo de aceptación; la llamaban el pentágono de salud y prosperidad.
 
Según los filósofos Herméticos, esta estrella representaba a Mercurio; y para figurar mas claramente ese símbolo, la pintaban con llamas, porque según ellos, la plata viva era el fuego celestial o el bálsamo saludable derramado por el Eterno en toda la naturaleza.
 
Ved aquí quien podrá explicarnos porqué los antiguos iniciados han añadido en el centro de ese signo venerado la letra G, monograma filosófico del Todopoderoso, que se comunica con los actos más sublimes del Creador de los mundos:

GENERACIÓN, GEOMETRÍA, C I E N C I A ( G N O S I S ), GENIO.

Ese símbolo, que caracteriza especialmente al grado de compañero, se comunica también directamente con la palabra de pase que os ha sido comunicada, y de la cual os daré aquí la interpretación astronómica, según nuestro ilustre hermano Ragon.

"Subiendo la esfera celeste por la estación y el lugar del año en que fue fundado el templo de Salomón, la posición del Ven.·. corresponde a aquella por donde se levanta el sol; el aspirante, que entra por la puerta de Occidente, se encuentra frente al astro del día, y por consiguiente, cerca de la estrella del zodiaco, que se oculta cuando aquel aparece. ¿Cuál es esta estrella? La esfera lo indica: es aquella que bendice al hombre de los campos, que los Hebreos llaman sch.·. los Latinos spica, y los Españoles espiga, y cuyo nombre sirve de característico a los compañeros".

 Añadimos que esta estrella forma parte de la constelación de Virgo, constelación que fue consagrada por los antiguos a Ceres, diosa de las estaciones, de la agricultura y del trabajo pacífico y civilizador de los campos.

 Si no temiéramos traspasar los límites que nos hemos impuesto en este discurso, enseñaríamos aquí la analogía que hay entre los viajes del compañero  después de los cuales él llega a, contemplar la estrella flamígera, emblema de la luz, de las ciencias y del genio creador, y entre los viajes de Ceres que va a buscar a su hija Proserpina, después de los cuales aparece un Triptolemo, que esparce los conocimientos de la agricultura en los campos, y un Plutos, hijo de la diosa de la agricultura, que inventa el arado, y al que Ceres coloca en el cielo después de su muerte bajo el nombre del Boyero; haremos notar también la analogía que existe entre esos viajes y aquellos de Isis, cuando ella va en busca de su esposo Osiris (o sea el sol), pues todos esos viajes alegóricos se relacionan con el desmonte de los terrenos, con la enseñanza y propagación de la agricultura; pero esas comparaciones, entre todas las fábulas de los misterios de la mas.·. nos llevarían demasiado lejos, y es siempre bueno dejar alguna cosa por explicar a los jóvenes masones que están deseosos de instruirse.

Será suficiente hacer observar aquí en esta ocasión, con el sabio Barón de Santa Cruz, que la agricultura y la legislación tienen un origen casi común, pues la invención de la una ha debido hacer necesario el establecimiento de la otra, y no es sin razón el que los antiguos hicieran honor a las dos, presentándolas por Demeter  o Ceres, llamada por los romanos Vesta, o sea la buena diosa, la grande madre, la madre de los dioses; y es por lo que explican que los poetas, los filósofos y los artesanos de la antigüedad, la han pintado muchas veces poniéndole en las manos una balanza, o un timón.

Ese noble objeto de la santificación de las ciencias útiles, y de la confección de las leyes fue lo que dio en lo sucesivo tanta celebridad e importancia a los misterios, germinando también esas nuevas doctrinas sobre la existencia de un solo Dios, sobre la inmortalidad del alma, y sobre las penas y recompensas futuras; doctrinas que fueron enseñadas bajo la forma emblemática de los símbolos y de las alegorías, y que encontramos en los libros sagrados de los diferentes pueblos de la tierra.
 

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

ÉTICA Y CÓDIGO MORAL MASÓNICO

DICCIONARIO DE CONCEPTOS MASÓNICOS

MÚSICA MASÓNICA

ORACIONES PARA MASONES

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK