miércoles, 9 de mayo de 2018

DEBERES DEL MASÓN HACIA LA ORDEN


Cuando fuisteis admitido a participar de las ventajas que resultan de la asociación Mas.·., abandonasteis tácitamente una parte de vuestra libertad: cumplid pues estrictamente con las obligaciones morales que os impone, conformaos a sus sabios reglamentos y respetad a los que la confianza pública ha designado para ser los guardianes de las leyes y los interpretes de los votos generales.

Vuestra voluntad en el orden está sometida a la de la ley y a la de los superiores: seriáis un mal Hermano si alguna vez desconocieseis esta subordinación necesaria en toda sociedad y la nuestra quedaría obligada a excluiros de ella.

Hay sobre todo una ley cuya escrupulosa observancia habéis prometido cumplir en presencia de los cielos: esta es la del secreto más inviolable sobre nuestros rituales, ceremonias, señas, y la forma de nuestra asociación. Guardaos de pensar que este empeño es menos sagrado que los juramentos que se hacen en la sociedad civil, fuisteis libre en pronunciarlo pero no lo sois de descubrid el secreto que os une con nosotros.

El Todo Poderoso que habéis invocado como testigo, lo ha ratificado, temed las penas comunes al perjuro, jamás escaparíais al suplicio de vuestro corazón, y perderíais la estimación y la confianza de una sociedad numerosa que os declararía sin fe y sin honor.

Si las lecciones que el orden os da para facilitaros el camino de la verdad y de la dicha se grabasen profundamente en vuestra alma sensible, dócil y abierta a las impresiones de la virtud; si las máximas salutarias que señalarán cada paso que deis en la carrera Mas.·. llegaren a ser vuestros propios principios, y la regla invariable de vuestras acciones, ¡Oh Hermano, mío, que gusto será el vuestro! llenaríais vuestro sublime destino, y os acercarais a la perfección de la semejanza divina que fue la porción del hombre en su estado de inocencia y que la admisión Masónica, hace su objeto principal. Volveréis a ser la criatura amada del cielo, sus bendiciones fecundas os harán prosperar y mereciendo el glorioso título de sabio, siempre libre, dichoso y contento, caminareis sobre la tierra en igual con los reyes, como el bienhechor de los hombres, y el modelo de nuestros HH.·.

De los principios Masónicos, resulta que todo Masón, debe ser dotado de un corazón noble, generoso, sensible y compasivo. Compadecer los infortunios de otros, ser humilde sin bajeza, abjurar todo sentimiento de odio y de venganza, mostrarse magnánimo y liberal, sin ostentación y disipación, ser enemigo del vicio; hacer homenaje a la sabiduría, y a la virtud, respetar la inocencia, ser constante y sufrido en la adversidad, modesto en la prosperidad; sobrio y templado en sus obligaciones, combatir sus pasiones; huir todo desorden que ensucie el alma y marchite el cuerpo.
 
Siguiendo estos principios, el Masón será buen ciudadano, esposo fiel, padre tierno, hijo sumiso y verdadero H.·.
 
Honrará él masón la amistad y cumplirá con más ardor con las obligaciones que le imponen las virtudes y las relaciones sociales.
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

ÉTICA Y CÓDIGO MORAL MASÓNICO

DICCIONARIO DE CONCEPTOS MASÓNICOS

MÚSICA MASÓNICA

ORACIONES PARA MASONES

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK