domingo, 25 de noviembre de 2018

2º- LOS OFICIOS TRADICIONALES EN LA MASONERÍA


Prosigue el Hermano Guénon:

"Se  puede comprender además, mediante estas últimas consideraciones, cómo la iniciación, tomando el oficio como "soporte", tendrá al mismo tiempo, e inversamente en cierta manera una repercusión en el ejercicio de este oficio. El ser, en efecto, habiendo realizado plenamente las posibilidades de las que su actividad profesional no es mas que una expresión exterior, y poseyendo así el conocimiento efectivo de lo que es el principio mismo de esta actividad, realizará desde ese momento conscientemente lo que no era al comienzo más que una consecuencia del todo "instintiva" de su naturaleza; y así, si el conocimiento iniciático ha nacido, para él, del oficio éste, a su vez, vendrá a ser el campo de aplicación de este conocimiento, del que no podrá ser separado. Existirá entonces correspondencia perfecta entre el interior y el exterior; y la obra producida podrá ser, no solamente la expresión en cierto grado y de una manera más o menos superficial, sino la expresión realmente adecuada de aquel que la habrá concebido y ejecutado, lo que constituirá la "obra maestra" en el verdadero sentido de esta palabra".


También estas ideas tienen su equivalente en la Masonería. El Masón, poseyendo el conocimiento efectivo del Principio mismo de su actividad, realizará desde ese momento sus trabajos A L.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·., participando así conscientemente en la Gran Obra de la Construcción universal; y sus trabajos constituirán en adelante el campo de aplicación de su conocimiento. Existirá entonces aquí correspondencia perfecta entre interior y exterior, ya que la obra producida, es decir la realización de la Piedra cúbica y la realización de la Piedra cúbica en punta, será la expresión verdadera, la "obra maestra", del que la ha concebido y ejecutado, la propia Piedra bruta trabajándose a sí misma para recuperar la bella forma que contiene y de la cual es susceptible.

.".. ¿en qué se han convertido, en lo que se refiere a todo esto, [dice el hermano al final de su artículo], el arte y la ciencia tradicionales de los antiguos constructores, y las reglas rituales que presidían el establecimiento de las ciudades y de los edificios en las civilizaciones normales? Sería inútil insistir más, ya que habría que estar ciego para no darse cuenta del abismo que separa de éstas a la civilización moderna, y todo el mundo estará de acuerdo sin duda en reconocer cuán grande es la diferencia; solamente que, lo que la inmensa mayoría de los hombres actuales celebran como un "progreso", es precisamente lo que nos parece por el contrario como una profunda decadencia, ya que no son manifiestamente mas que los efectos del movimiento de caída, acelerado sin cesar, los que arrastran a la humanidad moderna hacia los "bajos fondos" donde reina la cantidad pura."

Si, como escribe René Guénon en este texto que acabamos de leer, la concepción que del oficio tenían los antiguos constructores está separada por un abismo de la que se desprende de la industria de la civilización moderna en la cual está incluido por supuesto el actual oficio de constructor, la iniciación masónica, que tomaba ese oficio como soporte, ¿en qué se sustenta ahora?; el conocimiento iniciático que nacía del ejercicio del oficio y que tenía luego su aplicación en éste, ¿de qué nace y a qué se aplica actualmente?, ¿en dónde reside esa correspondencia perfecta entre el exterior y el interior a la que alude más arriba René Guénon?

Uno no sabría responder con exactitud a estas preguntas, ya que no se puede pensar que sean las diferentes actividades de los que acceden hoy a la iniciación masónica las que puedan representar ese soporte, pues, por las razones que se acaban de exponer, éstas no son hoy capaces de desarrollar las posibilidades que en otras épocas desarrollaba el hombre a través de ellas, incapaces de vincularlo con ningún principio al no estar ellas mismas vinculadas a principio alguno; pero quizá, mirando otras, se pueda aún recordar toda una serie de acontecimientos de la vida que, pudiera ser, desempeñaron de alguna manera dicha función jugando el papel de esa actividad que uno debía realizar, su verdadero oficio, aquel que respondía verdaderamente a los aspectos cualitativos de la naturaleza misma de uno. Quizá fuera eso lo que constituyó verdaderamente, el "soporte" que le condujo a la iniciación; uno no sabría explicarlo de otra manera.

Si esto es así, se podría decir que aquel oficio antiguo que en la sociedad tradicional conducía naturalmente a la iniciación masónica ha sido sustituido en la época moderna por otro "oficio" al cual no sabríamos denominar sino bajo el término genérico de "búsqueda", una búsqueda intelectual, o lo que es lo mismo una búsqueda espiritual, de la naturaleza verdadera de uno, cuyo comienzo no sería también, como en el caso de los oficios tradicionales, más que una consecuencia instintiva de la naturaleza del buscador. Y en cuanto a la aplicación que esta iniciación masónica tenía lugar antes en el oficio de los antiguos constructores, se diría que no tiene lugar hoy en día específicamente en ninguna de las diferentes actividades que ejercen actualmente los masones, sino en una común a todas ellas, que las contiene de alguna manera, la Masonería vivida como un oficio tradicional.
 

Es por medio de este oficio que las diferentes actividades que desarrollan los masones son integradas, a modo de síntesis, en este, y devienen para ellos no ya en algo extremo y sin ligazón a principio alguno, sino en algo interno vinculado a los principios, y por consiguiente en algo ritual y sagrado ya que participan del orden. Quizá pues, no sea aventurado contemplar este oficio como conteniendo en sus comienzos, en una primera etapa que forma ya parte de alguna manera del mismo, esa "búsqueda" de la que se hablaba más arriba; y de ser esto así, la iniciación masónica no sólo tendría actualmente su aplicación en dicho oficio, sino que éste serviría también de "soporte" a aquella.

En suma, la Masonería habría devenido, además de conservar lo que siempre ha sido —la transmisión regular de una iniciación de oficio, es decir la transmisión de la influencia espiritual y del conocimiento tradicional, a través de la aplicación del simbolismo constructivo—, un oficio tradicional, al cual pertenecerían ya, de alguna manera, aún antes de ser iniciados, aquellos que buscan la verdad.

Quizá este doble papel sea el que la Masonería juega desde la desaparición de los oficios tradicionales, o mejor dicho desde la desaparición de la sociedad tradicional, en el mundo occidental moderno. Si esto es así, el arte y la ciencia tradicionales de los antiguos constructores, y las reglas rituales que presidían el establecimiento de las ciudades y de los edificios, o al menos lo que no se ha perdido de éstas, habría que buscarlos en los símbolos que permanecen todavía recogidos en la Masonería, pues en virtud de su carácter cualitativo, se han adaptado, a tenor de las circunstancias del momento cíclico, a este nuevo oficio tradicional que, como se acaba de decir, ha devenido la Masonería, de manera que todos ellos, por su aspecto interno y universal, es decir por su aspecto cualitativo, continúan teniendo hoy día su aplicación en dicho oficio, en el cual, aquellos que toman conciencia de la posibilidad de la realización metafísica del ser pueden todavía trabajar en ello.

Lo que se acaba de decir puede quizá ayudar a comprender también, en el plano histórico, el paso de la Masonería operativa a la, desgraciadamente llamada, Masonería especulativa. Al desaparecer la sociedad tradicional del mundo actual, y con ella los oficios tradicionales, el conocimiento que estaba depositado en el oficio de los antiguos constructores, así como el que lo estaba en otros medios tradicionales relacionados con éste que desaparecieron también, o se ocultaron, fue recogido allí donde ya estaba guardado en parte, en la Masonería: la cual mantuvo sus señas de identidad, como cualquier ser mantiene las suyas en los cambios que pueda sufrir en el transcurso de su existencia, pues una cosa no quita la otra. Y así, aunque la Masonería no estuviera ya, en adelante, vinculada a ningún gremio corporativo en particular, devino ella misma un oficio tradicional.

Continúa en las partes 3º y 4º...
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

ÉTICA Y CÓDIGO MORAL MASÓNICO

DICCIONARIO DE CONCEPTOS MASÓNICOS

MÚSICA MASÓNICA

ORACIONES PARA MASONES

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK