martes, 27 de noviembre de 2018

SOBRE EL SIMBOLISMO ESOTÉRICO DEL MASÓN


La venda de los candidatos simboliza su ignorancia iniciática y en general, la ignorancia profana, tan dañosa a la felicidad que el ignorante no sólo es instrumento del que lo explota, sino que vive esclavo de sus propias pasiones.

En el Altar, el compás indica la moderación de nuestros deseos; la escuadra, la equidad que debe regular nuestras; acciones; el Libro Sagrado, la vida espiritual del Masón, y la espada es el símbolo del honor por el que juran todos los miembros de nuestra Augusta Orden. Las tres antorchas que arden simbolizan: La Ciencia, la Virtud y La Fraternidad.


Se llama Espada Flamígera la que usa el Ven.·. Maest.·. porque su hoja es ondeada, en forma de lengua de fuego; sobre ella prestan juramento los recipiendarios.
 
Esta espada entre los druidas era llamada de Belino, el Dios del Sol.
 
En la Biblia se dice que el Ángel que arrojó a Adán y a Eva del paraíso guardó Ias puertas con una espada flamígera o de fuego. Significa ésta espada el castigo del mal cuando sobre él triunfa el bien y, por consiguiente, también es símbolo masónico del honor, de la conciencia y de la protección.

Generalmente en lenguaje masónico a las espadas se les llama aceros.

Las luces en Masonería se designan con el nombre de estrellas. El Ven.·. Maest.·. lleva en el collarín que usa siete estrellas además de la joya de que ya se ha hablado; el Prim.·. Vig.·. cinco estrellas; el Seg.·. Vig.·. tres estrellas y los demás Ofíciales una estrella.

Un Masón debe ser igualmente amigo de los pobres que de los ricos, sí son virtuosos; el valor individual se aprecia en razón de las cualidades morales. La estimación debe otorgarse conforme a la constancia y la energía que el hombre aporta a la realización del bien.

Las palabras "no sé leer ni escribir, sólo sé deletrear", significan, en el lenguaje simbólico, que en la enseñanza progresiva de la Masonería, el Aprendiz va al principio de su carrera y son tan cortas sus luces iniciáticas que apenas deletrea con dificultad aquello mismo que más tarde estudiará bien y a fondo.

La manera de deletrear la palabra sagrada es un símbolo complementario del anterior. Es el método de la enseñanza, en nuestra Orden, que solicita los esfuerzos intelectuales de todos los HH.·. puesto que rechaza la enseñanza dogmática, en el sentido vulgar y religioso de esa palabra.

Entre nosotros, la palabra dogma no tiene más significado que enseñanza y se refiere a nuestras doctrinas eminentemente liberales. Se pone al neófito en la vía de la VERDAD (sendero) al darle simbólicamente la primera letra de la palabra sagrada; él debe buscar la segunda; lo ayudamos con la tercera, para rectificar su investigación, pero él debe buscar por sí mismo su última letra, es decir, por sí mismo debe buscar la verdad suprema del último ARCANO.

El salario es la recompensa simbólica del trabajo masónico. Antiguamente (Masonería operativa) era la paga en moneda corriente que se hacía a los obreros. Entre nosotros el "salario" se traduce por un perfeccionamiento gradual de nosotros mismos.

Los trabajos masónicos siempre se verifican a cubierto, no sólo por que así lo ordenan nuestros Landmarks, sino también porque todas las fuerzas latentes destinadas a florecer finalmente afuera, deben primeramente concentrarse en sí mismas a fin de que cuando ya estén bien preparadas por comprensión, adquieran el Summum de energía expansiva.
 
Una Logia regularmente cubierta puede compararse a la célula orgánica y más especialmente al huevo, que contiene un ser en potencia de devenir. Además, todo cerebro figura un taller cerrado; es una asamblea deliberante al abrigo de las excitaciones del exterior.


Cuando los trabajos no estén a cubierto debe decirse "llueve" para indicar a los masones que su conversación corre peligro de ser sorprendida por oídos profanos.

Ya hemos dicho que los Aprendices se sientan al Norte (Septentrión), que representa la región menos alumbrada, puesto que ellos aún no han recibido sino una instrucción muy elemental de Masonería y, por consiguiente, aún no pueden soportar la gran luz (iniciática) en todo su esplendor.

Alegóricamente los trabajos se abren al mediodía y se cierran a media noche, para indicar que el hombre llega a la mitad de su carrera, al mediodía de su vida, antes de poder ser útil a sus semejantes; pero que desde ese instante hasta su última hora debe trabajar sin descanso por la felicidad común; hay además, otras razones, una de las cuales en que Zoroastro o (Z.aratustra), uno de los fundadores de los misterios de la antigüedad en Persia, recibía a sus discípulos al mediodía y se despedía de ellos a media noche, después del ágape fraternal con que terminaban los trabajos.
 
 


0 comentarios:

Publicar un comentario

ÉTICA Y CÓDIGO MORAL MASÓNICO

DICCIONARIO DE CONCEPTOS MASÓNICOS

MÚSICA MASÓNICA

ORACIONES PARA MASONES

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK