miércoles, 28 de noviembre de 2018

3º- LOS OFICIOS TRADICIONALES EN LA MASONERÍA


Vista, en la primera y segunda parte de este trazado, la relación que vincula a través de la naturaleza cualitativa del oficio tradicional, a la Masonería con los oficios tradicionales, y que el fin primordial, tanto de aquella como de éstos, no es sino el de ofrecer los medios y servir de soporte para la realización metafísica del ser, veamos ahora, la propiedad operativa, si así se puede decir, de esa naturaleza cualitativa que, tanto a la Masonería como a los oficios tradicionales, les es común.


Las palabras operativo y operar derivan del latín opera, trabajo, actividad (al servicio de alguien o de alguna cosa), labor, atención, aplicación; y esta de opus, obra, trabajo (artístico o intelectual), labor, construcción, acto, hecho. Por consiguiente, ambas expresan una facultad de obrar (propia de la naturaleza de la persona que obra y también de la labor misma), una capacidad de actualizar (pasar de la potencia al acto), de realizar.

La palabra operativo está pues íntimamente ligada con la palabra realización, y en el ámbito de la iniciación, como veremos más adelante en palabras tomadas de René Guénon, expresa el "cumplimiento" del ser, es decir su "realización".

Este hermano, refiriéndose a la Masonería, señala un error:
 
"Muy extendido... sobre el sentido de la palabra operativo y también... sobre el de la palabra "especulativo".

El punto de partida del error que señalamos, [escribe René Guénon], consiste en esto: del hecho de que la forma de la iniciación masónica está ligada a un oficio... y que sus símbolos y sus ritos, en una palabra sus métodos propios, en todo lo que tienen de "específico", toman esencialmente su apoyo en el oficio de constructor, se ha llegado a confundir en esto "operativo" con "corporativo", deteniéndose así en el aspecto más exterior y el más superficial de las cosas, como es natural para quien no tiene ninguna idea ni incluso ninguna sospecha de la "realización" iniciática. La opinión más extendida podría pues formularse así: los Masones "operativos" eran exclusivamente hombres de oficio; poco a poco, "aceptaron" entre ellos, a título honorífico en cierta manera, a personas extrañas al arte de construir; pero, finalmente, sucedió que este segundo elemento se hizo predominante, y es de aquí de donde resultó la transformación de la Masonería "operativa" en Masonería "especulativa", que no tenía con el oficio más que una relación ficticia o "ideal"... Parece que se piensa, de manera más o menos unánime, que el cambio que dio nacimiento a la Masonería "especulativa" marca una superioridad con respecto a aquello de lo que ésta ha derivado, como si representara un "progreso" en el sentido "intelectual" y respondiera a una concepción de un nivel más elevado...


De hecho, no existía antiguamente otra distinción más que la de Masones "libres", que eran hombres de oficio, que se llamaban así a causa de las franquicias que habían sido acordadas por los soberanos a sus corporaciones, y sin duda también (deberíamos quizá incluso decir ante todo) porque la condición de hombre libre de nacimiento era una de las cualificaciones requeridas para ser admitido a la iniciación, y Masones "aceptados", los cuales no eran profesionales, y entre los que se hacía un lugar aparte a los eclesiásticos, que eran iniciados en Logias especiales para poder cumplir la función de "capellán" en las Logias ordinarias; pero unos y otros eran igualmente, aunque a títulos diferentes, miembros de una sola y misma organización, que era la Masonería "operativa" y ¿Cómo hubiera podido ser esto de otra manera, si ninguna logia hubiera podido funcionar normalmente sin estar provista de un "capellán", es decir sin contar por lo menos con un Masón "aceptado" entre sus miembros?


Es cierto, por otra parte, que es entre los Masones "aceptados" y por su acción que se ha constituido la Masonería "especulativa"; y esto puede en suma explicarse simplemente por el hecho de que, no estando ligados directamente al oficio, y no teniendo, por eso mismo, una base tan sólida para el trabajo iniciático bajo la forma de que se trata, podían, con mayor facilidad y de manera más completa que otros, perder de vista una parte de lo que comporta la iniciación, y diremos incluso la parte más importante, puesto que es aquella que concierne propiamente a la "realización"...
 
Se puede señalar aquí, a propósito de estas palabras de René Guénon, y adelantando lo que se verá más adelante, que si la Masonería llamada "especulativa", o, mejor dicho, los Masones "aceptados", bajo cuya acción la Masonería tomó esta forma, perdieron de vista "la parte más importante" que comporta la iniciación, la que concierne propiamente a la "realización", no por ello la Masonería en sí misma ha perdido su esencia, ni con ésta la posibilidad de recuperar esa "parte más importante" que es consustancial a ella: "la que concierne propiamente a la realización".


Es aquí cuando, aún habiendo partido de consideraciones históricas para comodidad de nuestra exposición, [prosigue René Guénon], tocamos el fondo mismo de la cuestión: el paso de lo "operativo" a lo "especulativo", muy lejos de constituir un "progreso" como querrían los modernos que no comprenden el significado de esto, es exactamente todo lo contrario desde el punto de vista iniciático; ello no implica forzosamente una desviación propiamente hablando, pero al menos implica una degeneración en el sentido de una disminución; y, como lo acabamos de decir, esta disminución consiste en la negligencia y el olvido de todo lo que es "realización", ya que es esto lo que es verdaderamente "operativo", para no dejar subsistir más que un punto de vista puramente teórico de la iniciación... y que la palabra "especulación" expresa sin duda más claramente, puesto que da, por su misma derivación, la idea de algo que no es sino un "reflejo", como la imagen vista en un espejo, es decir un conocimiento indirecto, por oposición al conocimiento efectivo que es la consecuencia inmediata de la "realización", o que más bien no es sino uno con ésta... la palabra "operativo" no debe ser considerada exactamente como un equivalente de "práctico", en cuanto que este último término se refiere siempre a la "acción"... en realidad, se trata de ese "cumplimiento" del ser que es la "realización" iniciática, con todo el conjunto de medios de diversos órdenes que pueden emplearse con vista a este fin; y no deja de tener interés señalar que una palabra del mismo origen, la de "obra", es también usada precisamente en este sentido en la terminología alquímica.

La consideración que hace el hermano René Guénon, al final de este último párrafo, de que la palabra "operativo" debe ser considerada como haciendo referencia al "cumplimiento" del ser que es la "realización" iniciática, expresa en síntesis dicha palabra, ya que el término "cumplimiento" está indicando aquí, por una parte, el llevar a efecto lo que debe hacer el ser, y, por otra parte, la "terminación", o la "culminación", del ser mismo; es decir, está expresando que el llevar a efecto lo que debe hacer el ser no es otra cosa más que su fin.

Es fácil desde ese momento, prosigue René Guénon, darse cuenta de lo que queda en el caso de una iniciación que no es más que "especulativa": la transmisión iniciática subsiste siempre, puesto que la "cadena" tradicional no ha sido interrumpida; pero, en lugar de la posibilidad de una iniciación efectiva, siempre que algún defecto individual no venga a obstaculizarla, no se tiene más que una iniciación virtual, y condenada a permanecer así por la fuerza misma de las cosas, puesto que la limitación "especulativa" significa propiamente que este estadio no puede ser rebasado, ya que todo lo que va más lejos es, por definición misma, de orden "operativo". Esto no quiere decir, por supuesto, que los ritos no tengan efecto en semejantes casos, pues permanecen siempre, incluso si aquellos que los realizan no son conscientes de ello, como siendo el vehículo de la influencia espiritual; pero este efecto es por así decir "diferido" en cuanto a su desarrollo "en acto", y no es sino como un germen al que le faltan las condiciones necesarias para su eclosión, las cuales residen en el trabajo "operativo" pues es sólo por medio de éste que la iniciación puede hacerse efectiva.

 
A propósito de esto, debemos insistir todavía sobre el hecho de que tal degeneración de una organización iniciática no cambia sin embargo nada su naturaleza esencial, y que incluso la continuidad de la transmisión basta para que, si se presentaran circunstancias más favorables, sea siempre posible una restauración, debiendo entonces necesariamente ser concebida dicha restauración como una vuelta al estado "operativo"...
 
Por otra parte, la inferioridad del punto de vista "especulativo", tal como acabamos de explicarlo, muestra además, que el "pensamiento", cultivado por él mismo, no podría en ningún caso ser la característica de una organización iniciática como tal; ésta no es una agrupación donde se deba "filosofar" o librarse a discusiones "académicas", como tampoco a cualquier otro tipo de ocupación profana..., en suma, se puede decir que hay desviación, más o menos grave según los casos, todas las veces que exista confusión entre el punto de vista iniciático y el punto de vista profano... pero, fuera de toda desviación, se puede siempre, de manera muy exacta, aplicar los términos "operativo" y "especulativo", en lo que concierne a una forma iniciática, la que sea, e incluso si ella no toma un oficio como "soporte", haciéndoles corresponder respectivamente con la iniciación efectiva y la iniciación virtual. 

 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

ÉTICA Y CÓDIGO MORAL MASÓNICO

DICCIONARIO DE CONCEPTOS MASÓNICOS

MÚSICA MASÓNICA

ORACIONES PARA MASONES

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK