domingo, 25 de noviembre de 2018

1º- LOS OFICIOS TRADICIONALES EN LA MASONERÍA


La palabra oficio deriva etimológicamente del latín officium, contracción de opificium, de opus, obra, trabajo, labor, y facio, hacer, realizar algo tanto en el orden material y físico como en el orden intelectual y moral; significa ocupación habitual profesión, servicio, función, misión, cargo, ministerio. En francés, la palabra oficio es métier, que deriva del latín ministerium, función, y función significa capacidad de acción, tanto de los seres como de los cargos y oficios.
 
Así pues, el oficio lleva consigo una capacidad de realizar, ya sea en el orden material ya sea en el orden intelectual, tanto del ser como del oficio mismo; es decir esta capacidad de realización forma parte de la naturaleza del oficio, y, desde el punto de vista de la tradición, como veremos seguidamente es esencialmente de carácter cualitativo, lo cual hace posible que el obrero pueda acceder a la realización iniciática, mediante el ejercicio de su oficio.


"La oposición que existe entre lo que eran los oficios antiguos y lo que es la industria moderna, (ha escrito el hermano René Guénon), es aún, en el fondo, un caso particular y como una aplicación de la oposición de dos puntos de vista, cualitativo y cuantitativo, que predominan respectivamente en unos y en la otra... En toda civilización Tradicional, como lo hemos dicho ya muy a menudo, toda actividad del hombre, cualquiera que sea, está siempre considerada como derivando esencialmente de los principios; esto, que es especialmente verdad para las ciencias, lo es también para las artes y los oficios... Mediante esta ligazón a los principios, la actividad humana es como si fuera "transformada", se podría decir, y, en lugar de ser reducida a lo que es en tanto que simple manifestación exterior (lo cual es en suma el punto de vista profano), es integrada en la tradición y constituye, para el que la realiza, un medio de participar efectivamente en esta, lo que viene a decir que reviste un carácter propiamente "sagrado" y ritual....


Para darse cuenta de este carácter "sagrado" de la actividad humana toda ella, incluso desde el simple punto de vista exterior o, si se quiere, exotérico, si se contempla, por ejemplo, una civilización como la civilización islámica, o la civilización cristiana de la Edad Media, nada es mas fácil que constatar que... la religión... penetra toda la existencia del ser humano, o, mejor dicho, todo lo que constituye esta existencia... Por otra parte, allí donde el nombre de "religión" no puede aplicarse propiamente a la forma de la civilización considerada, no por ello existe menos una legislación tradicional y "sagrada" que, aun teniendo caracteres diferentes, desempeña exactamente el mismo papel... Pero hay todavía algo más: si pasamos del exoterismo al esoterismo (empleamos aquí estas palabras para más comodidad, aunque no convengan con igual rigor en todos los casos), constatamos, de manera muy general, la existencia de una iniciación ligada a los oficios y que toma a estos como base o como "soporte"; es necesario pues que estos oficios sean todavía susceptibles de un significado superior y más profundo, para poder efectivamente suministrar una vía de acceso al dominio iniciático, y es evidentemente en razón de su carácter esencialmente cualitativo que tal cosa es posible."

En el caso de la Masonería, su iniciación estaba ligada al oficio de los antiguos constructores, el cual era de carácter cualitativo en virtud de su vinculación a los principios. Principios que pertenecen al dominio de orden universal, y a los que se conoce bajo diferentes nombres: arquetipos presentes en el Intelecto, números, según Pitágoras, ideas, según Platón, sefiroth, según la Cábala, por medio de los cuales el Intelecto genera todas las cosas ligándolas entre sí al Principio supremo, es decir por medio de los cuales establece la manifestación universal. Esto es lo que hacía posible que el antiguo constructor expresara, mediante el ejercicio de su oficio, lo propio de su verdadera naturaleza, sus facultades de orden cualitativo, aquello que pertenece al dominio de orden universal, y por lo cual participa él mismo en el orden universal.
 
Se puede pensar que, por no ser la sociedad moderna actual una sociedad que se rige por una concepción profana, la noción de lo que la doctrina hindú llama swadharma deje de tener aplicación en los seres actuales, ya que si, como dice René Guénon, es la realización para cada ser de una actividad conforme a su esencia o a su naturaleza propia, esto es algo que el ser mantiene como posibilidad en cuanto cambie su concepción profana a una concepción sagrada. Aunque las circunstancias del momento cíclico que le toca vivir le sean todo lo adversas que son las actuales, siempre le quedará esta posibilidad de manifestar, mediante su actividad, ese orden interior que rige su naturaleza, pues, como el resto de los seres, para eso ha sido creado.


"Si el oficio es algo del hombre mismo, y como una manifestación o una expansión de su propia naturaleza, es fácil comprender que pueda servir de base a una iniciación, y que sea incluso, en la mayoría de los casos, lo que hay mejor adaptado a este fin. En efecto, si la iniciación tiene esencialmente por objeto ir más allá de las posibilidades del individuo humano, no es menos cierto que no puede tomar como punto de partida mas que a este individuo tal cual es, pero, bien entendido, tomándolo en cierta manera por su lado superior, es decir apoyándose en lo que hay en él de más propiamente cualitativo; de aquí la diversidad de vías iniciáticas, es decir de medios puestos en acción a título de "soportes", de acuerdo con la diferencia de las naturalezas individuales...
 
Los medios empleados así no pueden tener eficacia más que si corresponden realmente a la naturaleza misma de los seres a los cuales se aplican; y, como es necesario proceder de lo más accesible a lo menos accesible, del exterior al interior, es normal tomarlos en la actividad mediante la cual esta naturaleza se manifiesta afuera. Pero va de suyo que esta actividad no puede desempeñar tal papel más que en tanto que traduce efectivamente la naturaleza interior... Esto corresponde al mismo tiempo a la diferencia fundamental que separa la enseñanza iniciática, y más en general toda enseñanza tradicional, de la enseñanza profana: lo que es "aprendido" simplemente del exterior no tiene aquí ningún valor, sea cual sea por otra parte la cantidad de nociones así acumuladas (ya que, en esto también, el carácter cuantitativo aparece netamente en el "saber" profano); de lo que se trata, es de "despertar" las posibilidades latentes que el ser lleva en sí mismo (y esto es, en el fondo, el verdadero significado de la "reminiscencia" platónica).
 
Estas últimas palabras de René Guénon tienen su equivalente exacto en estas otras de la Masonería:

"...de lo que se trata, (se dice en algunos rituales del grado de aprendiz, en uso actualmente), es de recuperar la bella forma que la Piedra bruta contiene en si misma y de la cual es susceptible."

(Continúa en las partes 2º, 3º y 4º)...

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

ÉTICA Y CÓDIGO MORAL MASÓNICO

DICCIONARIO DE CONCEPTOS MASÓNICOS

MÚSICA MASÓNICA

ORACIONES PARA MASONES

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK