domingo, 28 de octubre de 2018

DESBASTAR LA PIEDRA BRUTA


Durante la ceremonia de Iniciación, inmediatamente finalizada la instrucción que el aprendiz recibe del Hermano Experto, el Ven.·. Maestro le ordena realizar su primer trabajo sobre la Piedra bruta. Es conducido entonces al pie de las gradas del Oriente y el Experto le hace poner la rodilla derecha sobre la primera grada, le da un martillo y un cincel y le enseña cómo golpear la Piedra Bruta por tres veces.
 
Todo el trabajo del primer grado está condensado en este pasaje de la ceremonia de Iniciación, que, como cualquier otro momento del ritual, contiene en sí mismo la instrucción de qué hay que hacer y cómo hay que hacerlo y nos da material suficiente para la reflexión y modelo para la acción.
 


 
Además del simbolismo que contiene, es claro y rotundo el mensaje:
 
Hay que hincarse sobre la rodilla derecha, es decir, hay que doblegar nuestro orgullo, como primer paso en el ascenso por las gradas del conocimiento.
 
Hay que replegarse sobre uno mismo, casi en postura fetal, comenzando por el principio.
 
Hay que aislarse de lo que constituye el mundo exterior, de espaldas a Occidente. Nuestro trabajo ha de estar orientado hacia nuestro firme propósito, mirando a Oriente.
 
Hay que concentrar toda nuestra atención en la Piedra, dándole a este trabajo una prioridad absoluta.
 
Hay que usar el Mazo y el Cincel, la fuerza y la sutileza, la voluntad y la inteligencia, nuestra mano izquierda y nuestra mano derecha.
 
Y hay que golpear por tres veces, hay que visitar los extremos, la polaridad, antes de encontrar el punto de equilibrio.
 
Este es el trabajo básico del masón, el acto primordial sin cuya ejecución ninguna otra promesa de realización puede hacerse efectiva. No puede ser sustituido por ningún otro trabajo físico o intelectual y es la puesta en gesto y en escena de la máxima CONÓCETE A TI MISMO.
 


 
CONÓCETE A TI MISMO se leía en la puerta del templo de Apolo en Delfos. Apolo es el dios del Sol y de la Luz, la fuente de vida para la tierra en lo material y también en lo espiritual, pues de él brotan el Conocimiento, la salud y la inspiración para las ciencias y las artes. Así, Delfos fue considerado un centro espiritual universal y en el interior del templo había una piedra llamada omphalos que simbolizaba el ombligo, el centro del mundo.

Esta máxima puede ser interpretada a diferentes niveles:
 
A nivel psicológico nos invita a perforar la superficie de nuestra imagen, buscando nuestra propia naturaleza debajo del personaje elaborado como fruto de la adaptación social, cultural y familiar. En el crecimiento, durante nuestra primera infancia, hemos aprendido a ocultar algunos de nuestros rasgos de carácter, hemos adoptado otros que eran mejor recibidos en nuestro entorno, y hemos construido un personaje con el cual nos hemos identificado, creyendo ser todo y sólo lo contenido dentro de ese personaje.
 
Desbastar la Piedra bruta significa entonces eliminar la identificación con todo lo que ese personaje representa, para descubrir debajo cualidades, aptitudes, tendencias, sentimientos, que no tenían cabida anteriormente en lo que creíamos ser. Esto tiene una resonancia ética o moral, por la cual tendemos a superarnos, a perfeccionarnos, asumiendo lo negado anteriormente y ejerciendo un control sobre nuestra mente y emociones fruto del poder y de la libertad que da el autoconocimiento.
 
Pero el lema CONÓCETE A TI MISMO tiene un sentido todavía más profundo:
 
Decorando el frontispicio del templo al Conocimiento, estaba significando que este último no puede obtenerse más que en el interior de uno mismo. Platón dijo que todo lo que el hombre aprende, estaba ya en él, siendo el aprendizaje más bien un recuerdo y todas las cosas que lo rodean un reflejo que le ayuda a conocer lo que hay en su interior. A este nivel, al aprendiz se le está diciendo que debe comprenderse primero a sí mismo para poder comprender después todas las cosas, pues verdaderamente todo puede encontrarlo en su interior.
 
La iniciación nos capacita para este conocimiento, dando lugar al nacimiento de un hombre nuevo capaz de conocerse y comprenderse, siendo los diferentes grados, otros tantos niveles de posibilidad de autoconocimiento en la medida en que vamos profundizando hacia nuestro centro, nuestro ombligo espiritual, a través del cual estamos conectados con el único Ser, el único Espíritu.
 
El Masón es siempre y sobre todo, un aprendiz, que no debe perder jamás de vista este trabajo de desbastado de la Piedra. Es un trabajo duro y de precisión. Nunca está finalizado y constituye más bien una manera de vivir: desapegados de nuestro hombre viejo, atentos a nuestro interior, desdoblados en piedra y a la vez cantero, somos la materia prima, las herramientas, la acción y la obra lograda, encarnando así al Ser Humano con mayúsculas, que recrea en sí mismo conscientemente, porque lo ha comprendido, el Orden puesto en la Creación por el G.·. A.·. D.·. U.·.
 
Y para ir realizando en sí mismo este trabajo de autoconocimiento cuenta con la energía que le procura estar conectado a una cadena iniciática y fraternal que traba a todos los masones que han trabajado, trabajan y trabajarán por el mismo fin, en una red que distribuye la Luz del Conocimiento a todos sus eslabones.
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

ÉTICA Y CÓDIGO MORAL MASÓNICO

DICCIONARIO DE CONCEPTOS MASÓNICOS

MÚSICA MASÓNICA

ORACIONES PARA MASONES

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK