viernes, 19 de octubre de 2018

TRES LA DIRIGEN, CINCO LA ILUMINAN Y SIETE LA HACEN JUSTA Y PERFECTA

 
En un Manual de Instrucción del siglo XVIII (Los Tres Golpes Distintos, perteneciente a la Masonería irlandesa) encontramos el que quizás pueda ser el origen, o uno de los orígenes, de la conocida expresión ritual "tres la dirigen, cinco la iluminan y siete la hacen justa y  perfecta", en referencia a la constitución de la Logia y al número de hermanos que como mínimo se necesitan para que ésta, en efecto, sea "justa y perfecta". Concretamente en dicho Manual se dice lo siguiente a modo de preguntas y respuestas:

Maestro:— Hermano mío, hemos hablado largamente de la Logia, ¿qué es lo que compone una Logia?
 
Respuesta:— Un cierto número de Masones reunidos para trabajar.
 
Maestro:— ¿Cuántos hacen una Logia?
 
Respuesta:— Tres, cinco, siete u once.
 
Maestro:— ¿Por qué tres hacen una Logia?


 

Respuesta:— Porque hubo tres grandes Masones empleados en la construcción del Mundo y también en esta noble obra de arquitectura que es el Hombre; estas obras estuvieron tan perfectamente acabadas en sus proporciones que los Antiguos fundaron su arquitectura sobre las mismas reglas.
 
Maestro:— ¿La segunda razón Hermano mío?
 
Respuesta:— Hubo tres grandes Masones empleados en la construcción del Templo de Salomón.
 
Maestro:— ¿Por qué cinco hacen una Logia?
 
Respuesta:— Porque cada hombre está dotado de cinco sentidos.
 
Maestro:— ¿Cuáles son los cinco sentidos?
 
Respuesta:— El oído, la vista, el olfato, el gusto y el tacto.
 
Maestro:- ¿Cuál es el uso que dais a estos cinco sentidos en la Masonería?
 
Respuesta:— Tres me son de una gran utilidad, y estos son el oído, la vista y el tacto.

Maestro:— ¿Para qué os sirven Hermano?
 
Respuesta:— El oído para oír la palabra; la vista para ver el signo; el tacto para sentir el toque, a fin de que pueda reconocer a un Hermano, tanto en las tinieblas como en la luz.
 
Maestro:— ¿Por qué siete hacen una Logia?
 
Respuesta:— Porque hay siete ciencias liberales.
 
Maestro:— ¿Queréis nombrarlas Hermano?
 
Respuesta:— La gramática, la retórica, la lógica, la aritmética, la geometría, la música y la astronomía.

A partir de aquí se van enumerando sucesivamente las Siete Artes Liberales con una explicación muy sucinta de las mismas, si exceptuamos a la Geometría, donde la explicación es más larga por tratarse sin duda del arte masónico por excelencia.
 
Varias cosas nos han llamado la atención en estas preguntas y respuestas, donde además se nos ofrece la posibilidad de comprobar una vez más el gran poder de evocación y de síntesis que tiene el símbolo (en este caso el símbolo masónico y constructivo) en cuanto que es capaz de comunicar directamente a nuestro intelecto la esencia o la idea de la que es portador y al mismo tiempo constituirse en el foco de irradiación de un conjunto de imágenes arquetípicas y universales (la Cosmogonía) que dormían en nuestra conciencia y que resultan ser el vehículo y el soporte permanente en nuestra búsqueda del Conocimiento y la identificación con él.


 

1.- Queremos hacer referencia en primer lugar a los "tres grandes Masones" que crearon el mundo y el hombre, lo cual, de entrada, nos habla de la identidad entre el macrocosmos y el microcosmos, entre el universo y el hombre, reforzado todo ello por la idea de que, las medidas y proporciones del mundo grande y del mundo pequeño sirvieron de modelo a la arquitectura fundada por los antiguos masones, haciéndose extensivo también a los constructores de todas las culturas y civilizaciones de cualquier tiempo y lugar, pues todos ellos beben de una misma fuente, que no es otra que la Geometría Sagrada. Se sabe que de las distintas partes del cuerpo humano (miniatura del Cosmos) se extrajeron las primeras medidas arquitectónicas (pie, codo, pulgada, mano, brazo, etc.), y la propia forma corporal determinó en muchas culturas (la egipcia y la cristiana entre otras) la del templo.
 
Por todo ello, tiene sentido que se mencione seguidamente a los Tres Grandes Maestros "empleados en la construcción del Templo de Salomón" (imagen del Cosmos y modelo a su vez do la Logia.
 
Como sabemos esos grandes Maestros son el propio rey Salomón, el rey Hiram de Tiro y el arquitecto Hiram, constructor del templo; siendo las influencias espirituales emanadas de estos tres Grandes Maestros, y encarnadas en las funciones respectivas de los tres principales oficiales del taller, las que dirigen la logia en armonía con todo el resto de hermanos, y esto es una forma también de la transmisión iniciática que tan perfectamente simboliza nuestra cadena de unión, que es ante todo vertical, lo que nos permite la comunicación simultánea con el origen, es decir con la presencio permanente de las ideas y principios que han conformado nuestra Orden desde siempre, plasmándose en la arquitectura como imagen de la construcción interior.
 
Nosotros no hacemos sino reiterar el mito original y su energía-fuerza desplegada en el tiempo, en nuestro tiempo, y con nuestras posibilidades de comprensión.
 
2.- En cuanto a la relación que el Manual establece entre la función de la Logia y los cinco sentidos humanos, nos parece que con ello se está aludiendo a un aspecto muy importante de nuestro simbolismo. A primera vista esa relación no se hace evidente, poro si nos percatamos de que los cinco sentidos (oído, vista, tacto, gusto y olfato) se corresponden con los cinco elementos (respectiva mente, éter, fuego, aire, agua y tierra), y que éstos, dentro de la simbólica constructiva, se corresponden a su vez con las cinco piedras de fundación del templo (las cuatro piedras de esquina, o corner-stones, más la del centro, que simboliza al éter, o quintaesencia, origen y fin de los cuatro elementos restantes), comprenderemos entonces que dicha relación exige, y que además ella busca ante todo hacer de la Logia una entidad viva, dotarla, al igual que el ser humano, de sus sentidos, que en este caso son el conjunto de todos los hermanos que la integran y la constituyen.
 
Los cinco sentidos, y los cinco elementos son, en relación a nosotros, lo que las piedras fundamentales son al templo: el soporte a partir del cual todo el edificio se elevará hacia lo más alto, hacia la "clave de bóveda" o el vértice de la pirámide, símbolos de la Unidad y del Ser.
 
También queremos recordar que la Alquimia considera a los elementos, contando entre ellos al éter o quintaesencia, los símbolos de diferentes planos o mundos, que en el hombre son estados de conciencia que van desde los más sutiles hasta los más densos, desde los más interiores y profundos, hasta los más exteriores y superficiales. Y precisamente todo el trabajo alquímico, y masónico, consiste en ir conociendo esos estados dentro de uno, es decir en ir transmutando gradual y pacientemente la piedra bruta hasta encontrar en ella, como se dice en otros rituales, una "forma adecuada con nuestro destino", que para el masón no es otro que la identidad total y plena con el Gran Arquitecto del Universo.
 
Pero de entre los cinco sentidos el Manual destaca tres especialmente: el oído (lo auditivo), la vista (lo visual) y el tacto (lo tangible), de los que afirma "tienen una gran utilidad", sin duda porque están vinculados respectivamente a "las palabras, signos y toques", a través de los cuales, como sabemos, son comunicados ritualmente los secretos de nuestra Orden.
 
En efecto, la facultad auditiva es realmente el vehículo de transmisión de las palabras sagradas, a las que no simplemente hay que "oír" sino sobre todo "entender", o sea "comprenderlas" y conocer lo que de esencial está depositado en ellas.
 
No olvidemos lo importantes que son dentro de la Masonería las palabras sagradas, al igual que las palabras de paso, que son "signos vocales", conformando todos ellos, junto a la audición de las leyendas y mitos de los distintos grados, el depósito del simbolismo oral dentro de nuestra Orden.
 
En cuanto a la vista y la facultad visual está claro que gracias a ella podemos "ver los signos" así como todos los demás símbolos visuales, geométricos y arquitectónicos, tan ligados a la esencia misma de lo que es la Masonería.
 
Y por lo que se refiere al tacto y a la facultad tangible, ella se relaciona con los signos manuales, que en sí mismos constituyen un código significativo, una de cuyas expresiones son los "toques" como una forma del "reconocimiento" de un hermano por otro (con toda la carga simbólica que esto tiene), así sea en la oscuridad de la noche como a la luz del día, es decir en cualquier circunstancia en la que nos encontremos en la vida.
 
3.- Y finalmente, si la Logia es una imagen del mundo es porque las siete ciencias o artes liberales también contribuyen a su constitución, haciéndola además "justa y perfecta". Precisamente el 7 es un módulo numérico que expresa la idea de "acabamiento" y "perfección" de la obra creativa, ya se trate ésta de la formación la Logia o de la creación del Mundo, como bien lo explica, sin ir mas lejos, el Génesis bíblico con los siete días de la Creación, y con el muchas otras culturas desde la más remota antigüedad.
 
Recordar asimismo que en otros rituales la Logia es "justa y perfecta" cuando en sus trabajos están presentes un mínimo de tres maestros, dos compañeros y dos aprendices, es decir cuando están representados el conjunto de los tres grados iniciáticos directamente vinculados con la construcción, y se sabe además la importancia que en nuestra Orden tiene el septenario, sobre todo en el tercer grado, en el que no por casualidad un hermano recibe la "plenitud de los derechos masónicos".
 
En efecto, las Siete Artes Liberales contienen en síntesis toda la Cosmogonía, su aprendizaje gradual y su conocimiento, que de virtual ha de hacerse efectivo. Como ya se dijo, ellas están conformadas por el trivium (gramática, retórica -o dialéctica- y lógica) y el quadrivium (aritmética, geometría, música y astronomía). Y en relación con lo que veníamos diciendo, en algunos Ritos que conservan todavía la presencia de los antiguos rituales operativos el acceso al grado de Maestro se realiza ascendiendo una escalera de siete peldaños en cada uno de los cuales figura inscrita una de las artes liberales.
 
En definitiva, queridos hermanos, el conjunto de estas artes y las múltiples analogías y correspondencias a las que ellas dan lugar nos permiten conocer la estructura del modelo cósmico y tomarlo como el soporte para ir precisamente "más allá" de él, hacia la Realidad que permanentemente está reflejando.
 
Como se dice de los antiguos masones irlandeses:

Construye lo verdadero de ti mismo.
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

ÉTICA Y CÓDIGO MORAL MASÓNICO

DICCIONARIO DE CONCEPTOS MASÓNICOS

MÚSICA MASÓNICA

ORACIONES PARA MASONES

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK