sábado, 23 de junio de 2018

DISCURSO PARA LA RECEPCIÓN DE UN APRENDIZ MASÓN


Hermano Mío:

Cuando abriste tus ojos a la luz, una infinidad de objetos nuevos para el entendimiento humano se presentaron delante de tus ojos: las diversas circunstancias de tu recepción, las pruebas a que te has sometido, los viajes que has hecho, y los adornos del Templo en que te hallas, son emblemas que necesariamente deben haber excitado tu curiosidad. Voy, Hermano mío, a hacer lo posible para satisfacerte haciéndote ver una parte de nuestros misterios.
 
Entregado a manos desconocidas y puesto en un lugar donde la imagen de nuestra disolución está por todas partes repetida, debes haberte penetrado de la nada de las grandezas humanas; el orgullo y la ambición, esos fantasmas tras los cuales corren todos ciegamente, deben haber perdido en tu corazón todo su aliciente, descorriendo de tu razón el velo con que cubren sus defectos, y dejando en cambio sus esqueletos descarnados por los vicios, para darte a mostrar el escollo que debes evitar cuidadosamente por ser adonde vienen a estrellarse todas nuestras pasiones y deseos desordenados.


¿En aquella obscura y silenciosa morada, has reflexionado profundamente Hermano mío? ¿Has concentrado tu espíritu en ti mismo? ¿Has pensado en tu existencia desde el momento en que has comenzado a figurar sobre la tierra, y en el que tendrás que desaparecer de su superficie?

¿La reflexión y la meditación te ha inclinado a creer, que cuando dejes tu mortal despojo, tendrás que abandonar para siempre tus parientes, tus amigos y todo lo que mas amas en el mundo? ¿No vino la dulce, la halagüeña idea de la inmortalidad del alma a derramar en tus sentidos un bálsamo salutífero y consolatorio? ¿No te ha penetrado el Gran Arquitecto del Universo con un rayo de su benéfica luz?

Si, Hermano mío, queremos creerlo, tus virtudes, la regularidad de tus costumbres en tu conducta pasada, tu firme resolución de ver la Lux, nos es un garante seguro que el Supremo Hacedor te ha mirado con benevolencia.

Debes haber sentido que existía en ti una pequeña partícula del principio generativo, que pronto o tarde se debe unir al gran todo, del cual es una parte. Sobre esta profunda verdad Hermano mío, debes dirigir todas tus reflexiones para que meditando sobre ella te procures la luz que ha de acabar de ilustrarte.

La Masonería, cuyo origen se pierde en los siglos mas remotos tiene por intento el reunir a todos los hombres, que penetrados de la necesidad de ocuparse en la virtud y en los medios de propagar la dulce y sana moral que nos enseña, quieran trabajar en esta obra meritoria, con toda la tranquilidad, calma y recogimiento que merece; para apartar los profanos cuya ceguedad, ignorancia y vicios hubieran necesariamente embarazado nuestros augustos trabajos, hemos tenido que envolvernos en misterios, símbolos y signos, que ningún sentido presentará a los que no están admitidos en ellos, pero que pueden traer siempre a la memoria de los verdaderos Masones, su conducta y su deber.

Recorriendo los objetos representados en cuadro que tienes bajo la vista, voy a descubrirte parte de nuestros emblemas; con perseverancia, celo y exactitud, podrás un día conocer lo que no puedo revelarte en este momento.

El conjunto de este cuadro, representa el Templo de Salomón. Bien sabes que aquella obra maestra de las artes, aquella maravilla del mundo, ha sido considerada como un monumento perfecto; sobre semejante modelo debemos elevar el Templo de la virtud. Para hacernos dignos de ella, no debemos solamente valernos de cuidados y precauciones, sino trabajar asiduamente con celo y ardor, esforzándonos en hacernos perfectos, que es el único medio de lograr nuestro intento.

La copa amarga con que has sido refrigerado, te anuncia que no llegarás sin obstáculos; pero como la amargura no te ha impedido bebería hasta la hez, lograrás también con la fuerza y perseverancia vencer los obstáculos que puedan detenerte un momento.

El Ven.·. M.·. confiriéndote el grado de Apren.·. M.·. que has merecido por la constancia con que has soportado las pruebas necesarias a tu recepción, te ha dado ya a conocer la Columna J.·. que debes percibir al Sept.·. ya que este es el punto de reunión de los Aprendices.

Las granadas que coronan el capitel y cuyas numerosas pepitas ves, te designan claramente la fecundidad de la naturaleza. Todavía no te es permitido subir las cinco gradas que preceden el enlosado mosaico, pero presumiendo bastante de tu celo por el trabajo, para creer que con tu inteligencia llegarás a él un día, debes ahora detenerte en la tercera grada para los tres pasos de Apren.·. que te han sido enseñados.

El número ternario debe presentar a tu imaginación diversos objetos que han de ocupar siempre el espíritu del verdadero Masón, los tres signos de la naturaleza, las tres Columnas, inmóviles que sostienen el edificio Masón, la Sabiduría, la Fortaleza, y la Hermosura; las tres Luces del Templo, las tres palabras del Evangelio, tocad, buscad, y pedid. En fin Hermano mío, la Divinidad, la Naturaleza, y el Hombre.

Observa ahí pues, una parte de la mina fecunda que este número simbólico te da a examinar y profundizar. Este trabajo, se te ha indicado solamente, semejante a la piedra bruta que estás viendo, no sacarás de él ningún fruto, si por el trabajo y el bruñido no le das la forma que debe tener.


Debes fácilmente divisar en lo alto del cuadro, los dos astros que se presentan uno en pos de otro para iluminar el planeta que habitamos: el uno con su luz propia, y el otro por reflexión. De este modo verás que el Masón nunca está en las tinieblas: siempre tiene fijos los ojos sobre el Gran Arquitecto del Universo, le mira como su guía, y se dirige por él.

Esos globos resplandecientes nos presentan el mas bello ejemplo que debemos seguir; si la verdad de sus luces benéficas nos penetra con sus rayos, hagamos de modo que nuestras almas a imitación del astro de la noche, reflecten sobre los HH.·. que están en las tinieblas, una porción de aquellas luces que ha prodigado con nosotros.

Para esto H.·. mío es menester que la dulce amistad nos una; que la igualdad representada por el nivel, sea una de las verdades que sientas fuertemente. Aquí todos somos iguales, hijos de la misma madre, es decir de la naturaleza fecunda, no se reconocen ninguna de aquellas distinciones profanas que solo ensoberbecen a los fatuos y a los que no saben o no pueden decorarse con sus propias virtudes; en una palabra, si tratas de encontrar entre nosotros al mas grande, busca al mas virtuoso.

El compás, emblema de la precisión y de la exactitud, prescribe a los verdaderos Masones (por el circulo que traza) el no emprender nada que no sea justo, sino después de haber reflexionado maduramente su proyecto, y haberlo examinado desde la superficie hasta el centro, a fin de estar casi seguro de lograr el intento propuesto.

El fleco dantelado que decora el remate del cuadro, es el emblema de los vínculos que deben unir y estrechar alertamente todos los Masones esparcidos sobre la tierra, para dirigirles hacia el mismo intento; examina la perpendicular, que ella te indicará claramente por el punto adonde va dirigida que todo viene de arriba.

Mira aquí Hermano mío la base y fundamento de la Masonería, queremos erigir templos a la virtud, pero nuestros trabajos se perderán quedando sin efecto, si no tenemos mucha indulgencia para con nuestro prójimo. El Masón que construye edificios materiales, se sirve de la llana para igualar y encubrir los defectos de su obra. Así nosotros elevando el Templo dedicado a la virtud debemos hacer uso de la llana para ocultar los defectos de los HH.·. que puedan deslucir este lugar sagrado; por este medio purificaremos nuestros corazones para que cuando llegue el día de la disolución del hombre mortal, pueda el hombre inmortal deshacerse sin trabajo de su despojo terrestre, para unirse puro y sin tacha al primer principio de donde dimana.

Entre tanto elevemos nuestros corazones con tranquilidad y fervor hacia la Divinidad y repitamos por tres veces:

¡Gloria al Gran Arquitecto del Universo!



0 comentarios:

Publicar un comentario

ÉTICA Y CÓDIGO MORAL MASÓNICO

DICCIONARIO DE CONCEPTOS MASÓNICOS

MÚSICA MASÓNICA

ORACIONES PARA MASONES

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK