jueves, 7 de junio de 2018

EL HERMANO LIMOSNERO U HOSPITALARIO


El Hermano limosnero u Hospitalario, es el ministro de los actos de beneficencia de la Logia.

Su obligación no solamente es de asegurarse si los indigentes que reclaman los beneficios de la Logia los merecen realmente sino también el indicar los medios mas eficaces para que los socorros que se les puedan dar les sean de más utilidad.

Antes de cerrarse los trabajos presentará la caja de pobres a todos los Hermanos. También es él el que recibe las ofrendas voluntarias destinadas a la beneficencia.

Cuando la caja de pobres no baste para las urgencias y atenciones de la Logia, el limosnero debe excitar la caridad de sus Hermanos.

En estos deberes que la humanidad recomienda debe emplear el mayor celo e inteligencia dando a mostrar con ello cuanto le interesa el bienestar de sus semejantes.

Bajo su dirección, y de acuerdo con la junta que la Logia haya nombrado al intento, estará todo el numerario destinado al socorro y alivio de la indigencia, y del mismo modo se arreglará en los pedidos y cuestiones particulares.

En un libro firmado y sellado con el de la Logia sentará con mucha exactitud y claridad el cargo y data. Cada tres meses dará cuenta á la L.·. del estado de su caja y en fin del año hará concluir y finiquitar sus cuentas por los miembros de la junta que las legitimaran con sus firmas.

Además una de las principales obligaciones del Limosnero es la de visitar los HH.·., luego que sepa que están enfermos, dando cuenta de su estado a la Logia.  Si se agravan y los cree en peligro no debe descuidarse un momento en sacar de sus manos todos los papeles, cuadernos, libros, y efectos M.·. que tenga el enfermo, para depositarlos en lugar seguro y en caso de que llegue a sanar devolvérselos.

Si muere se pasará todo a la Logia o a los que les pertenezca de derecho si se conoce que los nuevos propietarios no harán mal uso de ellos.
 
Debe pues conformarse como un deber muy grato a todo lo que prescriben los reglamentos generales y particulares de su L.·. sobre el ejercicio de su empleo.

Esta noble dignidad debe excitar el celo y la emulación de las almas sensibles y virtuosas.

Así es que no hay un Masón en ninguna Logia que no desee llegar a aquel lugar, para practicar las virtudes y actos de beneficencia que trae consigo tal dignidad. Es uno de los mas hermosos gajes y la pensión mas dulce de nuestra sublime e inmortal institución y que nos preceptuó como primer deber el G.·. Arq.·. del Universo.

Los profanos la respetan y veneran, y el Supremo autor de nuestro ser, extiende su mano protectora sobre el que la practica, recibiendo su homenaje con dulce sonrisa.

¡Que cuadro tan brillante no presenta a nuestros ojos el ejercicio piadoso de un Limosnero!

¡Aprended profanos! abrid vuestros ojos a la luz, y venid en nuestro seno a practicar virtudes reales y verdaderas, derramareis con generosidad vuestros dones sobre el desgraciado y recibiréis las bendiciones que dicta el agradecimiento.
 
Órgano y fiel ejecutor de la voluntad y deseos de la Respetable Logia, el limosnero recibe de antemano gracias por el cuidado con que ha procurado ocultar a los indigentes y enfermos hasta el nombre de los que les han asistido. Su silencio debe siempre acompañar al fervor caritativo y lleno de sensibilidad que debe tener para con sus HH.·. vertiendo el bálsamo saludable de la amistad fraternal sobre las llagas de los seres infelices; respira un gozo puro y duradero que es la esencia de la primera y mas sublime de las virtudes.
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

ÉTICA Y CÓDIGO MORAL MASÓNICO

DICCIONARIO DE CONCEPTOS MASÓNICOS

MÚSICA MASÓNICA

ORACIONES PARA MASONES

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK