lunes, 13 de noviembre de 2017

LA FORMA DE LA LOGIA

 
El simbolismo masónico convierte el templo de Jerusalén en arquetipo de una Logia, en la cual todos los símbolos de la ciencia especulativa aluden al arte operativo. Ahora queremos disertar sobre una forma de simbolismo más elevada. Obsérvese que, al llegar a tratar de este tema, tocamos por primera vez la cadena de semejanzas que une a la Francmasonería con los antiguos, sistemas religiosos, y que ha dado origen a los, nombres de Francmasonería espúrea y pura.

Entendemos por Francmasonería pura, el sistema de religión filosófica transmitido por los patriarcas, que se modificó con el tiempo debido a las influencias ejercidas en la construcción del templo de Salomón, y por espúrea, el mismo sistema alterado y corrompido por el politeísmo de las naciones gentiles. El Doctor Oliver describe la diferencia existente entre la Francmasonería pura o primitiva de los noaquitas y la espúrea de los gentiles en la conferencia preliminar de su "Historical Landmarks".

Por ser esta forma más profunda del simbolismo menos peculiar al sistema masónico, pero, sin embargo, mucho más interesante que la tratada en el ensayo anterior, ya que es más filosófica, nos proponemos investigar más extensamente su carácter.

Así como se supone que cada francmasón simboliza un templo espiritual, "un templo que no ha sido hecho con las manos, eterno en los cielos"; la Logia o asamblea de estos hermanos representa el universo.

La idea de que el universo representa simbólicamente el templo de Dios, ha sido expuesta por N. P. Willis en un himno de dedicación de una iglesia:

El universo perfecto que Adam hollara
fue el primer templo construido por Dios;
su fiat colocó la piedra angular
y levantó los pilares uno a uno.

En las alturas, colgó la techumbre estelar
del amplio e ilimitado cielo,
tendió un pavimento verde y brillante
y lo veló con luz de alba.

Plantó en su lugar las montañas,
el mar, el cielo y "todo era bueno"
cuando las primeras loas resonaron
las "estrellas de la mañana cantaron al unísono"
¡Señor! Nosotros no podernos hacer del mar,
de la tierra y del cielo, una morada para Ti;
un humilde templo hecho con las manos
es todo cuanto te podemos ofrendar.

Esta clase de simbolismo se explica y desarrolla particularmente en el primer grado de la Francmasonería.

Las Logias masónicas tienen la forma de paralelogramo o cuadrado oblongo, teniendo su mayor longitud de este a oeste y su anchura, de norte a sur. Cualquier otra forma -el cuadrado, el circulo, el triangulo- serían incorrectas y antimasónicas, porque no expresarían la idea simbólica que se trata de representar.

Ahora bien, el mundo es un globo o, mejor dicho, un esferoide aplastado y, por lo tanto, el hacer del paralelogramo su símbolo, parece presentar, a primera vista, dificultades insuperables; pero el sistema del simbolismo masónico ha sufrido la prueba de una experiencia demasiado larga para que pueda fallar; y, por lo tanto, este símbolo demuestra evidentemente la antigüedad de la Orden.

En la era salomónica -la de la construcción del templo de Jerusalén- se suponía que el universo tenía esa forma oblonga con que nosotros lo simbolizamos. Por ejemplo, si en un mapamundi inscribimos una figura oblonga cuyos límites circunscriban y comprendan precisamente la parte de la tierra conocida en tiempos de Salomón, las líneas que corren de norte a sur a pequeña distancia del Mediterráneo y se extienden desde España al Asia Menor, formarían un paralelogramo, que comprendería las orillas meridionales de Europa y las del norte de África y el distrito occidental de Asia. La longitud del paralelogramo es, aproximadamente, de sesenta grados de este a oeste, y su anchura, de veinte desde el norte a sur.

Este cuadrilongo, que comprende toda la parte del globo que se suponía habitable entonces (En todas las alusiones que se encuentran en las escrituras referentes a la forma de la tierra, se dice que es cuadrilonga. Así por ejemplo, Isaías (XI, 12), dice: "Y el Señor reunirá los esparcidos de Judá en los cuatro cantones de la tierra."

También en el Apocalipsis se encuentra (XX, 9) la versión profética de "cuatro ángeles que permanecían en los cuatro rincones de la tierra") representa precisamente lo que simbólicamente se denomina la forma de la logia, mientras que las columnas de Hércules, situadas, a poniente y a cada lado del estrecho de Gades o de Gibraltar, podrían simbolizar apropiadamente los dos pilares colocados en el pórtico del templo.

Por lo tanto, la Logia masónica es para todos los hermanos instruidos un símbolo del mundo, al que, a veces, se le da mayor extensión, pues el mundo y el universo son sinónimos cuando se hace de la Logia el símbolo del universo. Pero en este caso su definición es más extensa, y se añaden a las ideas de longitud y anchura, las de altura y profundidad, diciéndose entonces que la Logia tiene la forma de un doble cubo ("La Logia debería tener la forma de un doble cubo, como emblema que expresa los poderes de las tinieblas y de la luz en la creación, Oliver, "Landmarks", I, pág. 135, nota 37”).
 
El contenido sólido de la tierra abajo, y la expansión de los cielos arriba, son las caras del cubo y, en tal caso, todo el universo (No todo el universo visible, según la acepción moderna que comprende todos los sistemas solares que vagan por el espacio ilimitado, sino la forma más limitada que le atribuían los antiguos, de la cual la tierra formaba el suelo, y el cielo era el techo. "A los ojos del vulgo", dice Dudley, "el cielo que se extiende sobre la tierra aparece como si tuviera la misma extensión que ella y hasta la misma forma constituyendo el conjunto del espacio, un cubo, cuya base es la tierra, siendo el cielo la superficie superior". «Naology", 7. A esta idea del universo es a la que se refiere el símbolo masónico de la Logia) creado se comprende en los límites simbólicos de la Logia francmasónica.

Teniendo siempre presente la memoria que la Logia es el símbolo del mundo por su forma y extensión, podemos explicarnos racionalmente muchos símbolos que corresponden principalmente al primer grado. Estamos ya en condiciones de comparar estos símbolos con otros similares de instituciones semejantes pertenecientes a la antigüedad, pues sabido es que este simbolismo del mundo, representado por un lugar iniciático, se encontraba en todos los ritos y misterios antiguos.

Es, sin duda alguna, cosa interesante el ampliar con algunos detalles sobresalientes las investigaciones sobre este tema, dando una ojeada al método con que se desarrolló este simbolismo del mundo o del universo. Para realizar este objeto escogeremos las interpretaciones místicas de los cargos de una Logia, su techo y una porción de sus ornamentos.
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK