viernes, 29 de diciembre de 2017

LA PALABRA SAGRADA: YOD-HE-VAV-HE



En toda multitud hay seres
a los que nunca se distingue,
pero portadores de mensajes prodigiosos.
Y sin saberlo ellos mismos.

ANTOINE DE SAINT-EXUPÉRY

Las letras Yod-He-Vav-He son las que conforman el nombre de Jehová. Forman parte del código hebraico y los masones las consideran sus palabras sagradas (las tres primeras, puesto que la cuarta es una repetición de la segunda), y cada una de las iniciaciones se relaciona con cada uno de los tres grados simbólicos.
 
La primera le será comunicada al Aprendiz; la segunda, al Compañero, y la tercera, al Maestro. Este modo de proceder, lejos de ser arbitrario o caprichoso, esconde un significado profundo, ya que estas letras contienen una gran fuerza que es preciso domesticar, volver dócil y utilizable, y es natural que para conseguirlo se necesite un lapso de tiempo.
 
Yod-He-Vav-He son las cuatro letras que empleó Moisés para escribir el nombre de la divinidad. Traducido al lenguaje convencional, la palabra suena Jehová, y su traducción esotérica es la de: «ser que fue, que es y que será», o sea, la imagen de lo permanente.

Pero esa palabra que describe la divinidad define al mismo tiempo el proceso de la creación, por lo que estaríamos hablando del macrocosmos y del microcosmos. Conocer ese proceso, como dato histórico, ya es interesante de por sí, pero lo es aún más cuando se nos dice que ese proceso de creación tiene lugar cada vez que nosotros hacemos algo. Es decir, cuando nos disponemos a emprender cualquier obra, un negocio, una creación artística, una conquista sentimental, debemos pasar por las cuatro fases que representan las cuatro letras. Así se cumple la ley hermética que reza: «lo de arriba es igual a lo de abajo, y viceversa».

 
El GADU creó por el mismo procedimiento que nosotros utilizamos, y si nos alejamos de él las cosas fallan, la obra se hunde. Es natural que una sociedad de constructores, como la masonería, ponga gran cuidado en otorgar el título de constructor de la sociedad (con las claves que conlleva) sólo a aquellos que están preparados para trabajar con las herramientas correspondientes a su grado, en cada una de las fases necesarias para la edificación: albañil (Aprendiz); aparejador (Compañero); arquitecto (Maestro).
 
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

ÉTICA Y CÓDIGO MORAL MASÓNICO

DICCIONARIO DE CONCEPTOS MASÓNICOS

MÚSICA MASÓNICA

ORACIONES PARA MASONES

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog Archive

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK