sábado, 9 de diciembre de 2017

SIMBOLISMO DEL PUNTO DENTRO DEL CIRCULO


El punto dentro del circulo es un símbolo importantísimo en francmasonería, por su relación con el antiguo simbolismo del universo y del orbe solar. Posiblemente el manual de una interpretación corriente de este símbolo.
 
El punto representa al individuo, al hermano, mientras que el circulo muestra el limite de su deber con Dios y con los hombres; las dos líneas perpendiculares y paralelas simbolizan los santos patronos de la orden, san Juan evangelista y san Juan bautista.
 
En la antigüedad la representación estaba dada a Moisés por el dador de la fe y regenerador de las tablas de la ley y la Salomón por la construcción del templo o el receptáculo de la sabiduría divina.
 
La definición del manual llega a ser pobre y trivial, no está mal como enseñanza exotérica de la orden; no obstante es necesario mas investigación para poder develar que interpretación daban los antiguos a este símbolo y de que modo debe leerse como sagrado jeroglífico referente al verdadero sistema filosófico, esencia y carácter reales de la francmasonería.
 
Para comprender bien este símbolo es preciso estudiar el culto del Falo, modificación peculiar del culto solar que prevaleció grandemente en las naciones de la antigüedad, El falo era la representación escultórica del miembro viril órgano masculino de reproducción. Se dice que el culto fálico nació en Egipto, en donde, después de haber sido asesinado Osiris por tifón, lo cual representa la privación o destrucción de la luz solar hecha por la noche, Isis su esposa, símbolo de la naturaleza encontró todos los pedazos del cuerpo despedazados del Dios excepto los órganos de generación cuyo mito simboliza simplemente que el poder fecundador y vitalizaste del sol cesa al ponerse este astro.
 
Era cosa corriente representar estas imágenes en forma gigantesca ante las puertas de los templos antiguos. Luciano habla de dos falos colosales, cada uno de los cuales tenia ciento ochenta pies (85 m.) de altura, existentes en el antepatio del templo de Hierápolis.
 
Tan universal era este culto, que hasta se ha encontrado el falo entre los salvajes americanos. El doctor Arthaut descubrió en 1790 una imagen fálica de mármol en una caverna de la isla de Santo Domingo.

Por lo tanto, el culto fálico era universal entre los antiguos, como símbolo del principio masculino de la naturaleza, y como rito religioso, sin darle ninguna significación lasciva o impura.
 
Algunos comentaristas suponen que el falo es el Dios llamado con el nombre de Baal-peor en el libro de los números, al que rendían culto los mohabitas ( Números XXV  1-3).
 
Este mismo símbolo era común en las naciones de la India y recibía el nombre de “Lingam”. Pero el falo o Linganm no era mas que una representación del principio masculino. Para completar el circulo de la generación es necesario dar un paso más. De este modo encontramos en el Cteis de los griegos y el Yonni de los indios un símbolo del principio femenino de generación, cuyo culto estaba tan extendido como el del falo. El Cteis era un pedestal o receptáculo circular y cóncavo, sobre el cual descansaba el falo o columna surgiendo del centro.
 
La forma mas corriente de representación era la unión del falo del Cteis, o del lingam y del Yonni, lo cual esta completamente de acuerdo con todo el sistema de la antigua mitología, fundada en el culto rendido a las fuerzas prolíficas de la naturaleza.
 
Todos los numerosos dioses del paganismo pueden reducirse siempre en las dos diferentes formas del principio reproductor: la activa, masculina, las pasiva o femenina. Por lo que los dioses se clasificaban a pares, como por ejemplo Júpiter y Juno, Baco y Venus, Osiris y Isis.
 
Pero los antiguos iban todavía mas lejos, creyendo que las fuerzas productiva y procreativa de la naturaleza se podían concebir existiendo en un mismo individuo, hicieron hermafroditas a sus dioses mas antiguos y emplearon la palabra hombre–virgen para significar la unión de los dos sexos en una misma persona divina; el siguiente párrafo de la Biblia se refiere indudablemente a esta concepción del divino hermafroditismo:
 
“Y crió Dios al hombre a su imagen y semejanza a imagen de dios lo creo macho y hembra los crió”
 
Y habiendo siendo creados “macho y hembra lo fueron" a imagen de Dios”.
 
Por ejemplo en un himno órfico se encuentra la siguiente línea:
 
 “Jove fue creado hombre y virgen inmaculado”
 
Y Plutarco dice en el discurso sobre Isis y Osiris que:
 
“Dios que es una inteligencia masculina y femenina, siendo a la vez vida y luz creo otra inteligencia, el creador del universo”.
 
Ahora bien, los antiguos suponían que el sol (energía fecundante masculina), y la naturaleza o universo (prolífico principio femenino) representaban también este hermafroditismo de la divinidad suprema.
 
Al ser animado el mundo por Dios, dice Creuzer en su obra Symbolism, recibió de el los dos sexos, representados por el cielo y la tierra. El cielo, como principio fecundante era masculino y manantial del fuego; la tierra como fecundada, era femenina y de ella salía la humedad. Todas las cosas procedían de la unión de estos dos principios. Las energías vivificantes de los cielos se concentraban en el sol; y la tierra eternamente fija en el lugar que ocupa recibía las emanaciones de este astro, por medio de la luna, que siembra en la tierra los gérmenes depositados por el sol en sus seno fértil. El Lingam es a la vez el símbolo y el misterio de esta idea religiosa.
 
Esta idea se simboliza de diferentes modos, siendo la principal el punto dentro del circulo. El punto representaba al sol y el circulo al universo vigorizado y fertilizado por sus fecundantes rayos. En algunas cavernas-templos de la india, esta alusión es manifiesta, pues se encuentran los signos del zodiaco dibujados en el circulo.

Hasta aquí hemos llegado en la verdadera interpretación del simbolismo masónico del punto situado dentro del circulo el cual es lo mismo que el Maestro y los vigilantes de la logia, aunque con diferente forma. El Maestro y los vigilantes son símbolos del sol; la logia, del universo del mismo modo que el punto lo es del astro rey, y el circulo, del universo.
 
Pero todavía no hemos explicado las dos líneas perpendiculares y paralelas. Todo el mundo conoce la reciente interpretación de que esas líneas representan los dos santos juanes el Bautista y el Evangelista lo cual que debemos dejar a un lado si queremos conocer otra significación.
 
En primer lugar debemos tener presente que el sol pasa al describir su órbita por los signos zodiacales de Cáncer y Capricornio cuyos puntos se distinguen en la astronomía con los nombres de solsticios de verano y de invierno. Cuando el sol se encuentra en ellos, llega a la mayor declinación septentrional y meridional, produce el efecto mas evidente en la temperatura de la estaciones y en la duración de los días y de las noches.
 
Si suponemos que el circulo representa el curso aparente del sol, los paralelos significaran los limites sur y norte de la declinación solar, cuando este astro llegue a los puntos solsticiales de cáncer y de Capricornio.
 
Los días en que el sol llega a esos puntos son el 21 de junio y el 22 de diciembre, lo cual explicara fácilmente que se hayan dedicado a los santos juanes, cuyos aniversarios celebra la iglesia en esos días.
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

ÉTICA Y CÓDIGO MORAL MASÓNICO

DICCIONARIO DE CONCEPTOS MASÓNICOS

MÚSICA MASÓNICA

ORACIONES PARA MASONES

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA

TEXTOS, PLANCHAS, LITERATURA MASÓNICA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

INSTRUCCIONES, LITURGIAS, CATECISMOS, MANUALES...

Blog Archive

Entrada destacada

COMO EFECTÚA LOS RITOS EL VERDADERO MASÓN

Veíamos cómo para la Masonería, en cada tenida en que se celebra alguna fiesta litúrgica (en especial las cuatro anuales de los dos sols...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

SIGUE MIS PUBLICACIONES EN FACEBOOK